Viernes, 22 de Marzo de 2019

Opinión

Finalmente… llegó marzo

Jennifer Rivera Arroyo

Vicedecana Facultad de Administración y Negocios, Universidad Autónoma de Chile

Como ya es tradición, la llegada del mes de marzo se transforma en un hito, una especie de puntapié inicial que marca formalmente el comienzo del año. La vorágine que representa el pago de patentes y seguros automotrices, así como la compra de útiles, textos y uniformes escolares son sin duda los grandes temas del mes y al mismo tiempo representan los ítems de gastos que se elevan de manera más sustantiva, recargando el presupuesto familiar y transformando el inicio de año en una experiencia algo traumática dado el abrupto cambio respecto al relajado y distendido tiempo de vacaciones.
De acuerdo con las últimas encuestas, para este año 2019, el gasto familiar en marzo, en promedio debiera expandirse en un 31,9%, que equivale a casi $422.000, considerando un hogar compuesto por dos adultos y dos niños en edad escolar, lo que es levemente menor al año 2018 en que el gasto se incrementó en 34,5% debido principalmente a la baja experimentada en el valor de los textos escolares. Esta cifra de incremento promedio varía levemente al mirar la situación por estrato socioeconómico, pues, en los estratos altos el aumento en el gasto es cercano al 40% mientras que en los más bajos está en torno al 25%.
En el primer caso, el pago de los permisos de circulación explica el mayor incremento en el gasto, ya que se estima que el monto promedio involucrado en su pago es cercano a los $420.000, 40% del total, seguido por el ítem textos escolares con casi 315 mil pesos, que representa el 29%.
En el otro extremo, el segmento bajo, con hijos que asisten mayoritariamente a colegio municipales, los textos escolares se obtienen sin costo, lo que se traduce en un alivio para el bolsillo de estas familias, sin embargo, de igual manera sus gastos crecen, explicados en 51% por la compra de uniformes y el resto por útiles y cuadernos.
Con todo, no cabe duda de que el gran llamado hoy es a cotizar en materia de gastos escolares y empezar a concientizarse para los próximos años que es necesario preparar con tiempo la llegada de este temido mes, de manera que su impacto en el presupuesto familiar no resulte sorpresivo y que el inicio de año sea simplemente el regreso de las vacaciones.

Volver a opinión