Foco en la calidad

28 Abril 2018   1358   Opinión   Ricardo Retamal Ortiz
Columnista Diario El Centro
Ricardo Retamal Ortiz

Abogado Magíster de la UC

La referencia la hizo el Ministro de Educación en una asamblea de sostenedores de colegios particulares en Santiago. La orden para el Superintendente de Educación: que los colegios informen a los apoderados sobre los resultados del Simce. Hasta hace unos meses, en la página www.comunidadescolar.cl era posible obtener esta información. Una voluntad decidida de avanzar en el análisis de mediciones quedaría demostrada con la difusión plena de los puntajes de los establecimientos educacionales.
Vamos concretando entonces. ¿Existe un puntaje que determine el cierre de un colegio por mala calidad de la educación? Tema a abordar, porque muy posiblemente con resultados de cierre concurren otros factores, relacionados con el destino final de los dineros públicos.
Sin embargo, el Gobierno se limita a entregar información a los apoderados, para que sean ellos quienes presionen a sus sostenedores en el mejoramiento de los puntos. No encara la depuración de colegios que reciben subvenciones del Estado, que propone la reforma sobre nueva educación pública, proyectada desde cada barrio o sector de una comuna. El cronograma de instalación de los servicios locales de educación está definido y hasta ahora es lo que rige.
Desde 1990, existe en nuestro país jurisprudencia administrativa sobre evaluación de la calidad de la educación superior, generada desde una agencia estatal: Consejo Superior de Educación, Consejo Nacional de Educación, Comisión Nacional de Acreditación, etc.
Estos órganos se han pronunciado respecto del desempeño de institutos profesionales y centros de formación técnica, mediante criterios de evaluación que consideran la gestión y administración institucional, la administración financiera, recursos docentes, recursos para la enseñanza, infraestructura, etc.
La experiencia en educación superior, no exenta de tropiezos y trampas, reconoce como principio fundamental en la acreditación de logros de un CFT o de un IP la propia declaración de las instituciones, como herramienta de verificación de la probidad con que se desarrollan. La información de sustento es verificada por una agencia estatal, la Agencia de Calidad.
Hoy, una iniciativa como la descrita para la educación escolar es absolutamente inviable. Esto porque se ha instalado un sistema que privilegia la fiscalización un tanto sesgada sobre el uso de los recursos, pero con absoluta prescindencia de buenos o malos resultados. Si un colegio de un barrio vulnerable alcanza los 300 puntos, qué importancia puede tener la verificación de cómo se logra ese resultado.
Hay varias cosas que no entiendo en esta intención de poner el foco en la calidad.