Formación ciudadana para la descentralización y la innovación

25 Abril   1495   Opinión   Jorge Navarrete Bustamante
Columnista Diario El Centro Jorge Navarrete Bustamante
Jorge Navarrete Bustamante

Académico U. de Talca

Antes de analizar el tema de hoy, deseo referirme a la legitima inquietud de un lector de nuestra columna anterior quién la ha planteado en Cartas al Director, razón por la que la respuesta del suscrito se encuentra atentamente en esa sección.
Veamos ahora, el tópico de hoy. Leyendo el libro intitulado “Descentralización 2.0” de Heinrich Von Baer, se señala en estricto rigor que nuestra patria tiene el gran desafío de integración y cohesión social interna, la que, paradojamente solo puede resolverse adecuadamente al descentralizarse territorialmente en todas las dimensiones de la vida en sociedad.
Una barrera a superar es la a veces escasa conciencia y ejercicio de la responsabilidad ciudadana de los individuos, los colectivos y la sociedad en su conjunto que suele manifestarse en la falta de formación para el ejercicio público-participativo responsable de derechos y obligaciones, más aún en el nuevo escenario del proceso de descentralización iniciado en el país.
Por tanto, es necesario fortalecer en todos los niveles del sistema educacional y en todas las modalidades de educación permanente, una formación ciudadana general que a su vez contenga una dimensión regional de desarrollo descentralizado.
Por ello, la “Fundación Chile descentralizado… desarrollado”, cuyo Capítulo en el Maule tiene el honor de presidir el suscrito, ha establecido los siguientes objetivos:
1. Asegurar el cumplimiento de la Ley 20.9112 en todo el sistema de educación parvularia, básica, media, de educación de jóvenes y adultos, superior técnica y universitaria, así como su posible extensión a otras modalidades de educación permanente que la sociedad civil o el Estado lleven a cabo.
2. Incluir en toda actividad educativa permanente, escolarizada y no escolarizada un componente de derechos, obligaciones y responsabilidades ciudadanas respecto del desarrollo participativo y descentralizado del territorio local y regional.
3. Incorporar en la educación ciudadana un componente de educación cívica que eduque en el ejercicio de los derechos, obligaciones y responsabilidades de una ciudadanía política de carácter local, regional y nacional.
La perspectiva es que los gobiernos regionales, de modo autónomo o a propuesta de los gobernadores regionales electos, abran una glosa presupuestaria asignando recursos anuales para la difusión, promoción y desarrollo de la educación ciudadana consubstanciada con buenas prácticas de formación ciudadana regional y descentralizada en experiencias educativas no escolarizadas.
Asimismo, debiera extenderse por un plazo de al menos tres años los convenios entre el MINEDUC y universidades regionales que promuevan la formación ciudadana en las regiones, de modo de asegurar y ampliar la cobertura de las acciones enfatizando la producción y profundización de un corpus teórico y metodológico que consolide un campo de conocimiento de la ciudadanía con un enfoque participativo, regional y descentralizado.