Jueves, 27 de Junio de 2019

Opinión

Historia y Educación Física

Horacio Hernández Anguita

Villa Cultural Huilquilemu de la UCM

El Ministerio de Educación comunicó hace poco, el cambio del currículo para los alumnos de 3° y 4° de Medio, que contempla la supresión de Historia y Educación Física. Por desgracia, ya estamos acostumbrados a las continuas mudanzas en el ámbito de la educación, y por eso, el ir de tumbo en tumbo...


Los “expertos” del ministerio, cada cierto tiempo, salen con tal o cual “hallazgo” que consideran relevante para la formación de las nuevas generaciones. Carentes, sin embargo, de saber cuál es el propósito último de la educación y sentido genuino, el empeño está puesto en medidas improvisadas, administrativas, o situando al proceso educativo en mera relación instrumental.


Entonces, ¿qué lugar puede tener la Historia y la Educación Física en el conjunto del currículo? Las categorías manejadas por los “industriales y teóricos de la educación” oficial, dejan ver que están muy lejos y desconocen lo que acontece en el aula. Ignoran las reales necesidades de los estudiantes de nuestro tiempo para que surjan en ellos, creativamente, personalidades y ciudadanos, libres y responsables, con mentes abiertas y fortaleza de espíritu.


Pero nos quedamos únicamente con meras tácticas, con dosis menores de estímulos y destrezas, sin reales posibilidades formativa para profesores y estudiantes, que permitan forjar la real comunidad educativa y de desarrollo integral. Por el contrario, hoy tenemos un enjambre de burocracia y normativas, que olvida la vida misma de los educandos y posterga a los maestros.


En la enseñanza de los griegos y romanos, el cultivo de la conciencia por el pasado histórico, era parte de la formación íntegra del ciudadano. Así, les hizo acuñar la sabia sentencia latina, que la Historia es “maestra de la vida”. Sin ella, la vida tropieza... Sí, el propio Cicerón (106 a. C. – 43 a. C) consideró a la historia como “testigo de los tiempos, luz de la verdad, vida de la memoria, maestra de la vida, mensajera de la antigüedad”. Todo lo cual, es claro, no está en la compresión de los encargados del currículo hoy en el Ministerio.


Dígase lo mismo en Educación Física, que a lo largo de los tiempos y en todas las culturas, ha sido apreciada como fundamental. En Atenas, la educación corporal o gimnasia, es parte integral de la formación del ciudadano, en armonía con las virtudes morales e intelectuales… Ahora bien, la plaga de la obesidad y el sedentarismo en Chile, ¿no afecta gravemente a la salud de nuestros jóvenes?


Por consiguiente, hay que decir que el sentido del pasado y del futuro se pierde en la inmediatez, y por lo mismo, no hay espacio en el currículo para la enseñanza de la Historia y de la Educación Física. Con lo cual, se condena a nuestros estudiantes a no poder cultivar sus mentes claras en cuerpos sanos…

 

Volver a opinión