Inversión y crecimiento

30 Noviembre 2018   1182   Opinión   Jennifer Rivera Arroyo
Columnista Diario El Centro
Jennifer Rivera Arroyo

Vicedecana Facultad de Administración y Negocios, Universidad Autónoma de Chile

A nivel agregado, se reconoce que existe una relación muy estrecha entre el comportamiento de la inversión o formación bruta de capital fijo y el crecimiento económico de un país o nación, lo que nos hace pensar que cualquier movimiento en esta debiera en alguna medida traducirse en cambios en el nivel de actividad y expansión de la economía.
Hace algunos días se publicó el último informe de cuentas Nacionales emitido por el Banco Central, el que da cuenta del comportamiento de los agregados macroeconómicos (consumo; ahorro e inversión), el comercio exterior y el dinamismo alcanzado por el PIB durante el tercer trimestre, lo que permite avizorar el desempeño que nuestra economía tendría al cerrar el presente año.
Entre las cifras relevantes evacuadas en el informe destaca la caída en el consumo de los hogares en 0,7% en comparación con el resultado del segundo trimestre, la magra expansión de las exportaciones que sólo creció en 1,7% y el crecimiento del PIB que sólo alcanzo un 2,8% y que constituye el menor incremento para este indicador en lo que corrido del año.
En materia de inversión destaca que el avance de esta para el tercer trimestre en un 7,1%, el valor más alto alcanzado desde el año 2013, completando con ello, además, cuatro trimestres consecutivos al alza, lo que da cuenta de una mejora gradual en las expectativas de los actores relevantes, principalmente del empresariado.
Respecto a este último, lo paradójico es que el buen desempeño logrado por la formación bruta de capital fijo contrasta con el comportamiento alcanzado por el crecimiento, ya que apenas se empinó en el 2,8%; entre las causas está la exigente base de comparación, ya que el crecimiento alcanzado durante el segundo trimestre fue de 2,4% y que es posible que aún existan ciertos rezagos en el mercado en cuanto a la internalización de la información.
Con todo, esperemos que el buen comportamiento de la inversión, termine impactando el PIB y sea el anticipo de un mayor nivel de expansión de la economía de cara al 2019 que se aproxima a pasos agigantados.