Jesucristo y su desafío al mundo

08 Julio 2018   1149   Opinión   SERGIO RODRIGUEZ VARELA
Columnista Diario El Centro SERGIO RODRIGUEZ VARELA
SERGIO RODRIGUEZ VARELA

Consejo de Pastores.

Mis dos últimas columnas la he titulado “La necesidad del mundo es Cristo” y “Jesucristo el mesías prometido”. En primera hablo de los avances que el hombre ha alcanzado tanto en la ciencia como en la tecnología, no obstante, los males persisten en la humanidad. En la segunda, me referí a los diferentes sistemas que el hombre ha establecido para gobernarse, sin embargo, todos han fracasado. A lo anterior, subrayo el Plan de Dios para la humanidad a través del Mesías (Cristo) el Hijo de Dios, quien si subyugara todos los poderes de este mundo y este alcanzara el esplendor que por miles de años el hombre ha soñado.
Cristo, en su primera venida la cual tenía relación de salvar al género humano de sus pecados, lo cual cumplió con éxito muriendo en la Cruz del Calvario y resucitando al tercer día conforme a las escrituras (Salmo 16:8-11; 1Cor. 15: 3-4) y mientras cumplía su misión, desafío a los poderes del mundo. El solo hecho de dejar su trono de gloria y encarnarse para venir a este mundo ya desafiaba al reino de las tinieblas el cual estaba bajo el poder del maligno (2Cor. 4:4).
El desafío al mundo religioso el cual estaba lejos de una verdadera honestidad, muy por el contrario, era un poder corrupto e hipócrita. Mat 23: “… Habló Jesús a la gente y a sus discípulos, diciendo: En la cátedra de Moisés se sientan los escribas y los fariseos. Todo lo que os digan háganlo; mas no hagáis conforme a sus obras, porque dicen, y no hacen…. atan cargas pesadas y difíciles de llevar… pero ellos ni con un dedo quieren moverlas. … hacen todas sus obras para ser vistos por los hombres, y aman los primeros asientos en las cenas, y las primeras sillas en las sinagogas”. A lo largo del capítulo encontramos la triste realidad del mundo religioso, quien se supone que eran representantes de la divinidad por lo que debía ser un poder Ético y Moral a toda prueba.
El desafío al mundo Político (imperio romano representado por Pilatos) y cuando lo hizo no fue para levantar una fuerza en su contra, sino más bien cuestiono su autoridad y la manera de ejercer el poder. En su dialogo con Pilatos cuando este interroga a Jesús, diciéndole ¿De dónde eres tú? Más Jesús no le dio respuesta (ante esta respuesta Pilatos se irrita) ¿A mí no me hablas? ¿No sabes que tengo autoridad para crucificarte, y que tengo autoridad para soltarte? La respuesta de Jesús fue lapidaria para Pilatos, y de una total confrontación “Ninguna autoridad tendrías contra mí, si no te fuese dada de arriba…” Si el mundo político entendiera que el poder que ostenta es pasajero, que es otorgado por Dios y que de él tendrán que dar cuenta.
Otros que fueron desafiados son aquellos que poseen riquezas. En Lucas 18 encontramos a un Joven que vino a Jesús con una gran interrogante Maestro bueno, ¿qué haré para poseer la vida eterna?, el creía que había cumplido toda la ley más en su corazón había otro dios (mamon), las riquezas. Al ser confrontado por Jesús “vende todo lo que tienes y repárteselo a los pobres y tendrás tesoro en los cielos”. La reacción de este joven alejarse, prefirió las riquezas y perder la vida eterna. Hoy cada uno de nosotros necesitamos ser confrontados por Jesús y darnos cuenta que es a él a quien necesitamos. Dios nos bendiga.