Martes, 11 de Diciembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Intervalos Nubosos

Opinión

La migración y su nueva visión

Robert Morrison Munro

Abogado, profesor Facultad de Derecho, Universidad Autónoma de Chile.

Nuestro país, desde su formación como tal, es un país de inmigrantes, ya que desde hace varios siglos miles fueron los que llegaron acá buscando mejorar sus destinos, y con su trabajo y esfuerzo contribuyeron a ser lo que hoy somos. En todo caso, por nuestra localización geográfica quizá, la migración no fue un fenómeno masivo, la más numerosa fue la de colonos europeos, principalmente alemanes al sur, dirigida por Pérez Rosales, pero que no fue superior a las 35 mil personas en varias décadas del Siglo XIX, una insignificancia frente a los 2,5 millones que arribaron a la Argentina en igual periodo.
Sin embargo, el tema se ha tornado en materia de discusión en los últimos meses a raíz del creciente arribo de población desde países americanos, principalmente peruanos, colombianos, bolivianos, cubanos, venezolanos y últimamente haitianos, los que han descubierto en Chile un destino atractivo para quedarse, y aunque las cifras varían se indica que cerca de 600 mil extranjeros viven en Chile, lo que representa aún un bajo porcentaje respecto de la población total, muy inferior al de otros países de la región.
Es claro que todo país, y el nuestro también, necesita a los inmigrantes, los necesita más ahora que la tasa de natalidad no crece y que la población envejece. Un buen ejemplo a seguir es Australia, el que tiene una activa política de migración dirigida, tanto en relación a los oficios que se necesitan como a la localización de los nuevos allegados.
Sin embargo, se necesita actualizar las normas legales sobre migración, y que remplacen el Decreto Ley Nº 1.094 del año 1975, cuando no éramos un país receptor de flujos migratorios. Desde agosto de 2017, se encuentra en el Parlamento un proyecto de nueva ley de migraciones (boletín 11.395-06), al cual el nuevo gobierno debe dar urgencia. Ese proyecto apunta a reconocer los derechos y los deberes de quienes arriban, en su importante contribución al desarrollo de la sociedad chilena. Afortunadamente, el nuevo subsecretario del Interior, el sociólogo Rodrigo Ubilla, es un profundo conocedor del tema, sabe de su importancia por lo que le dará la prioridad que corresponde.
Se ha dicho que detrás de todos los hechos y fenómenos se encuentra la cultura que informa una sociedad como a las personas singulares, claramente por ello es que ha impactado la llegada masiva de inmigrantes de color, naturalmente más visibles en nuestras calles, pues aunque no lo reconozcamos somos discriminadores con quienes no han sido parte de la sociedad hasta ahora.
Es importante también que se transparente lo que ha sido denunciado en las redes sociales sobre un acuerdo del gobierno que termina para traer varios millones de personas. Pues si ello es efectivo debe trabajarse en forma planificada, estableciendo visas previas, destinos fijos, y el debido acompañamiento en educación, salud y enseñanza del idioma, para evitar perjuicios innecesarios al resto de la población, y también para evitar los posibles abusos que podrían cometerse en su contra.
El país necesita mayor población para ocupar de manera eficaz su territorio, a fin de que no se produzcan las fronteras interiores donde no se ejerce la soberanía de manera efectiva. Así se hizo con la migración en la segunda mitad del siglo XIX con gran éxito.
A este importante tema debe destinarse esfuerzos inmediatos por parte de las nuevas autoridades.

Volver a opinión

Comentarios