La salvación acordada antes del pecado

11 Marzo 2018   965   Opinión   SERGIO RODRIGUEZ VARELA
Columnista Diario El Centro SERGIO RODRIGUEZ VARELA
SERGIO RODRIGUEZ VARELA

Consejo de Pastores.

En mis dos últimas columnas he expuesto acerca de un Maravilloso Plan de Salvación anticipado por Dios, el cual se originó antes que el mundo y todo lo creado fuesen. Para muchos especialmente el ateísta, el agnóstico lo anterior es simplemente un fanatismo religioso que según ellos la “creación” no tiene fundamento alguno. No obstante existen interrogantes a las cuales no hay una respuesta tacita, contundente e irrefutable, por ejemplo 1) La energía que mueve al mundo ¿Dónde se origina?; 2) El complicado y armonioso orden Galáctico del cosmos y de la naturaleza ¿De dónde procede?; 3) Como se originó la vida que observamos en la tierra? ; 4) ¿Cómo aparece el hombre en la tierra? Seguramente muchos dirán la evolución, sin embargo basta mirar al hombre más arcaico para darse cuenta que es totalmente diferente a todas las demás criaturas. Los grandes pensadores de antaño dijeron de Dios: Aristóteles (Príncipe de los pensadores) “Aunque invisible a la naturaleza mortal, Dios es conocido en sus obras”; Por su parte Cicerón dijo: “A Dios no lo ves pero le conoces por sus obras” Y Homero, el rey de los poetas, al decir “Que el género humano esta hambriento de Dios” confiesa su necesidad de Dios.
El ser maravilloso al cual me refiero, la naturaleza misma nos muestra de su existencia. Si en su Sabiduría y Poder creo al mundo, entonces no es de extrañar, de que él haya planificado nuestra salvación antes de que el hombre (Adán) pecara (Ap. 13:8), y llegado el tiempo se llevó a cabo (Jn. 17:4; 19:30). Los escritos de los profetas, lo demuestran, quienes miles de años antes de que Cristo el Hijo de Dios, ofreciera su vida en Holocausto perfecto y asumiera nuestra culpabilidad, ellos lo anunciaron, es el caso de Isaías (750 años a. C.) hablo de su venida (7:14), de su sacrificio y muerte en la cruz (cap. 53), en el verso 10 nos dice: “Con todo eso, Jehová quiso quebrantarlo, sujetándolo a padecimiento. Cuando haya puesto su vida en expiación por el pecado, vera linaje…” y en el N. T., Mateo 1:21) nos declara el anuncio del ángel del Señor: “Llamaras su nombre Jesús, porque el salvara a su pueblo de sus pecados”.
Para llevar a efecto este perfecto Plan de Salvación anticipado, el Padre en acuerdo con su Hijo, el cual (Cristo) había determinado cargar con el pecado del hombre y tomar su lugar en la cruz (Isaías 53:4-6) debió preparar cuerpo para su Hijo, la encarnación del verbo (Juan 1:1 Hebreos 10:5 -7 “Por lo cual, entrando en el mundo dice: Sacrificio y ofrenda no quisiste; Mas me preparaste cuerpo. Holocaustos y expiaciones por el pecado no te agradaron. Entonces dije: He aquí que vengo, oh Dios, para hacer tu voluntad, Como en el rollo del libro está escrito de mí”). Y que después de haber sido crucificado, desfigurado, seria enaltecido, levantado y en exaltado gran manera (Isaías 52: 13-14) No obstante su sacrificio asombraría al mundo entero (52:15 “así asombrará él a muchas naciones; los reyes cerrarán ante él la boca, porque verán lo que nunca les fue contado, y entenderán lo que jamás habían oído”). Pablo nos agrega “ante él, se doblara toda rodilla…. y toda lengua confesara su nombre” (Filipenses 2: 10-11).
Estimado lector, la Biblia nos vela hermosa Salvación la cual Dios acordó con su Hijo antes de que el mundo fuese y el hombre pecara. Dios en su Amor no dejo al hombre a su suerte, muy por el contrario en su amor, el entrego a su Hijo y su Hijo dio su vida. Ud. también puede ser parte de este maravilloso Plan de Salvación. Dios le bendiga.