Legitimidad de las comisiones

11 Abril 2018   1949   Opinión   Juan Antonio Coloma
Columnista Diario El Centro
Juan Antonio Coloma

Senador

A raíz de las comisiones convocadas por el presidente Piñera para alcanzar acuerdos nacionales sobre temas de alto interés e impacto público, se hace necesaria una reflexión en torno a la importancia y utilidad de este tipo de instancias, más aún cuando hay sectores que han cuestionado su legitimidad e intentado crear una visión de desconfianza hacia ellas.
Lo primero es destacar que el objetivo de las comisiones es ser una mesa de trabajo donde están presentes distintos sectores, asisten autoridades de diferentes poderes y organismos, se debaten los temas desde perspectivas legislativas, administrativas, presupuestarias, etc., y se busca determinar los puntos donde hay consenso, aquellos en que se pueden lograr acuerdos e identificar las materias en que puede no haber conciliación de ideas.
Segundo, es un sistema que permite la participación simultánea de distintos actores de la sociedad con igualdad de oportunidades para representar su opinión y llegar a acuerdo. También permiten que se pueda trabajar sobre acciones que competen a los distintos poderes antes de que se hagan efectivas, como la elaboración de proyectos de ley, la implementación de medidas a través de decretos, la definición de prioridades institucionales, etc., y que de ser llevadas a cabo solo por la autoridad a quien compete la decisión, limita la posibilidad de llegar a un consenso antes de su ejecución.
Lo tercero, es que la experiencia de nuestro país respecto a este tipo de instancias es bastante positiva. Modernización del Estado, sistema previsional, educación, fortalecimiento de la política, inscripción electoral automática, son algunas temáticas que han sido tratadas en distintos gobiernos a través de comisiones como las que hoy son cuestionadas. En varias de ellas se lograron acuerdos que se concretaron en medidas legislativas, administrativas y políticas que han beneficiado al país. Además, la transparencia es un factor cada vez más presente en el trabajo que realizan.
En cuarto lugar, y en consideración a todo lo anterior, es que estas comisiones son una ocasión de unidad nacional y de fortalecimiento democrático. Todos los convocados son igualmente importantes, todos tienen la oportunidad de representar y defender las ideas que estimen necesarias, todos tienen espacio para debatir y llegar acuerdos – o también de disentir-, los consensos que se alcancen deberán igualmente seguir los pasos legales que corresponda por la vía legislativa o administrativa, por lo que no se deslegitima ni al Congreso ni a ninguna otra institución y, finalmente, los principales beneficiados son las personas, a las cuales el trabajo de las comisiones busca poner en primer lugar en la solución de sus problemas.