Lentamente nos acercamos al caos final (2da. Parte)

01 Septiembre   756   Opinión   SERGIO RODRIGUEZ VARELA
Columnista Diario El Centro SERGIO RODRIGUEZ VARELA
SERGIO RODRIGUEZ VARELA

Consejo de Pastores.

En mi anterior columna referida al tema que trato en esta oportunidad en su segunda parte, mencione específicamente “Lo inevitable está por venir” (Tema publicado mes de Marzo 2015), poco a poco lo que parecía sin razón, se viene agudizando la gravedad para este mundo y muy en especial la falta del vital elemento “Agua”, la que con el cambio climático y el aumento de la población mundial y la contaminación ambiental, nos anuncia que algo grave está por venir.


La actual situación de los magnos incendios fuera de control que afectan a todo el Planeta, ya que en la actualidad, no solo se han dado en Chile, sino que serias fuentes informativas dan cuenta de la gravedad de estos eventos (Amazona, Bolivia, Rusia, Gran Canarias, España, partes del Ártico, con amplias regiones de Siberia, Alaska, Groenlandia y Canadá envueltas en llamas y humo y otras partes del mundo) con millones de hectáreas devoradas por el fuego lo que pone en peligro el desarrollo de la vida de todas las especies por la falta de este vital elemento.


Una de las señales escatológicas bíblicas, me refiero en el plano de la naturaleza, me temo que se está consumando ante nuestros ojos y no nos hemos dado cuenta o no le hemos dado la seriedad que reviste a tal cumplimiento, es la que nos señala el libro de apocalipsis 8:7 “El primer ángel tocó la trompeta, y hubo granizo y fuego mezclados con sangre que fueron lanzados sobre la tierra. Y se quemó la tercera parte de los árboles, y toda la hierba verde fue quemada”. Sin dudas este panorama es desolador, favor considere todos los eventos que ya se han producido y que hoy en el mundo se están llevando acabo y con grandes dificultades de poderlos extinguir, ¿Cuál será el resultado de todo ello? Mac arthur, en su comentario bíblico del apocalipsis, respecto a los fuegos que señala el libro, dice: “Los efectos de tales fuegos catastróficos son extensos y desbastadores, incluso la destrucción de cultivos, la muerte de animales en gran escala, la perdida de maderas y la destrucción de depósitos naturales de agua” Mis estimados, a mi entender, me temo que estamos avanzando lentamente aun gran juicio sobre la humanidad.


Respecto a la escatología bíblica, pareciera que la diversidad de los teólogos han equivocado el camino, ya que los fenómenos naturales que se están produciendo a nivel mundial, no se están dando en el orden que ellos exponen en sus determinados estudios bíblicos, me refiero a la segunda venida de Cristo. Me temo que así como los religiosos del mundo Judío no conocieron las señales en su primera venida de Cristo a la tierra, en la actualidad, nosotros estemos como ellos (Lucas 19:40-44). Digo esto ya que una gran parte de la iglesia profesante, más que apercibirse para el día maravilloso en que Cristo ha de manifestarse en su segunda venida, viven una vida como si todo fuera normal, preocupados más bien de los deleites y afanes del mundo, en vez de una verdadera consagración a Dios. Otros simplemente han entrado con todo su mundo al interior de las congregaciones, creen estar haciendo la voluntad de Dios, mas no es así. Dios nos llama a velar y estar preparados como las vírgenes prudentes y no dormir como las insensatas (Mateo 25: 1-13). Mis amados lentamente nos acercamos al caos final, Dios nos ayude para estar preparados. Amén.