Sábado, 22 de Septiembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Cielos nubosos con lluvia moderada

Opinión

Los desafíos que deja la Casen

Juan Eduardo Prieto Correa

Seremi de Desarrollo Social

Sorprendidos, preocupados, pero con un gran desafío por delante nos dejaron los resultados sobre pobreza que arrojó la Encuesta de Caracterización Socioeconómica Nacional (Casen) 2017. De ellas sacamos tres conclusiones que lamentablemente no son muy positivas y que indican que las cosas no se hicieron muy bien durante la administración anterior, puntualmente entre el período 2015-2017. 

La primera de ellas, guarda relación con que la pobreza por ingresos en el Maule disminuyó de un 18,7% a un 12,7% durante esos dos años, sin embargo seguimos sumidas entre las regiones más pobres del país, tras la Araucanía (17,2%) y la recién creada Ñuble (16,1%).
En segundo término y en relación con la pobreza multidimensional (que mide carencias en materia de educación, salud, trabajo y seguridad social, vivienda y entorno, y redes y cohesión social), entre los años 2015 y 2017 se sufrió un estancamiento a nivel nacional (salvo O’Higgins) y donde nuestra región no se pudo abstraer. El 20,7% de las personas se encuentran en condición de pobreza multidimensional en el país, mientas que en el Maule dicha cifra llega a 22,5%, lo que significa que existen 225.728 maulinos bajo la línea de la pobreza, números preocupantes ya que no se pudo disminuir en relación al 2015.
La tercera conclusión está relacionada con el paralización en la baja de la brecha entre los que más ganan y los que menos ingresos tienen, peor aún, dicha distancia se acrecentó en dicho período en los extremos, ya que mientras en 2015 el 10% más rico ganaba 33,9 veces más que el 10% más pobre, en el 2017 esa diferencia se estiró a 39,1 veces.
¿Qué hacemos con estos resultados? Si bien no son nada alentadores, no sacamos nada con quejarnos y el llamado tanto del Presidente Sebastián Piñera como del ministro Alfredo Moreno han sido enérgicos. Debemos trabajar fuertemente para que estas lamentables cifras cambien y volvamos a ubicar a nuestro país en la senda del crecimiento.
Así es como durante los primeros meses de gestión hemos avanzado en temas tan importantes como las leyes de sala cuna universal, el pago a 30 días a nuestras Pymes, el Estatuto Laboral para jóvenes y adultos mayores, el impulso de la Agenda de Productividad, Innovación y Emprendimiento, y la mejora en la calidad de la educación y capacitación.
Además, hemos trabajado intensamente en preparar las grandes reformas que Chile y el Maule necesitan, iniciando una segunda etapa que significa empezar a poner en marcha reformas estructurales tan importantes como la Reforma a Carabineros y la PDI, para dar más seguridad y mayor paz; la Reforma a las Pensiones, que mejorará las jubilaciones, pero en forma muy especial, las de las mujeres, la clase media, la pensión básica y el aporte previsional solidario; la Modernización de la Salud, para reducir las listas de espera, bajar el precio de los medicamentos, tener más médicos especialistas, fortalecer la salud primaria; la Reforma a la Educación y Capacitación.
Sin duda, estamos seguros que la creación de buenos empleos, el incremento de los salarios y la creación de oportunidades para todos, hará que las cifras de la Casen 2019 vuelvan a ser alentadores y se retome la senda del crecimiento que nuestro país necesita y merece.

Volver a opinión

Comentarios