Jueves, 19 de Julio de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Despejado

Opinión

Los riesgos del verano

Patricia Gajardo Pinto

Directora regional del SENDA

Durante este último fin de semana del 2017 y el primer día del 201, se registraron 5 accidentes de tránsito en la región del Maule, en los que tuvimos que lamentar la muerte de 7 personas, 3 de ellas menores de edad. No son noticias con las que quisiéramos comenzar el año, más aún cuando se duplicaron los fallecidos respecto al año anterior en igual fecha.
Oficialmente, muchas familias ya están de vacaciones, disfrutando de las bondades de nuestras montañas y playas maulinas o de otros lugares de atractivos turísticos. Nuestro llamado es el de redoblar el mensaje preventivo, ya que es el momento en que los adolescentes y jóvenes presentan una mayor vulnerabilidad.
Por una parte, está el considerable aumento del tiempo libre, y con ello la menor supervisión de los padres (muchos jóvenes veranean solos), el incremento de “carretes” y la oferta de drogas aumenta en sectores de veraneo. Adicionalmente, durante el verano muchas familias salen de vacaciones, generándose un buen momento para compartir y conversar.
De esta forma, queremos sensibilizar a niños y adolescentes sobre el buen uso del tiempo libre y el reforzamiento de sus habilidades personales y sociales, para resistir la presión de pares y del entorno.
Tenemos cifras preocupantes arrojadas por el último estudio de drogas de población escolar 2015, donde se señala que la edad de inicio promedio reportada para alcohol es de 13,8 años, mientras que para tabaco llega a 13,7 años, y las drogas ilícitas, la edad de inicio para marihuana es 14,5 años, la de cocaína es de 14,9 años y para pasta base llega a 14,1 años.
Es el desafío proteger del consumo de drogas a nuestros niños, niñas y adolescentes, nadie sobra, todos somos responsables. El apoyo de la familia, los colegios y la comunidad es fundamental, pero por sobre todo, cuando los adultos significativos somos ejemplo de coherencia entre lo que decimos y hacemos.

Volver a opinión

Comentarios