Miércoles, 21 de Noviembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Cielos Nubosos

Opinión

Modelo competitivo del Maule

Jorge Navarrete

Académico U. de Talca

Nuestra región pudiera estar construyendo su propio y distintivo Modelo de Desarrollo Competitivo.
Ello es inédito en Chile pues somos la única región de país que cuenta, desde hace un tiempo, con un Plan Regional Competitivo al año 2025 desagregado en ya 13 Planes Comunales Competitivos, cuyos 10 últimos recibirá hoy la autoridad máxima de nuestra región.
Ello ha sido el resultado de un trabajo de campo en que han participado más 1000 tomadores de decisiones maulinos representantes de Empresas, Estado, Universidades (establecimientos técnicos y centros tecnológicos) y organizacionales sociales.
Complementariamente, tal proceso ha exhibido una trazabilidad en la implementación de los Planes Competitivos regionales y comunales de sus respectivos Intendentes, Gobiernos Regionales y alcaldes, todos ellos de distinto signo político.
Esto es algo nuevo pues evidencia la madurez que están adquiriendo nuestros transversales líderes, en el sentido de trabajar estratégicamente el desarrollo competitivo multinivel y con bi direccionalidad nuestros territorios; con una visión compartida de medio y largo plazo, y con el más amplio espectro para lograr el principal objetivo de la competitividad: el bienestar social de todos los ciudadanos del Maule.
Tenemos ya cimientos sólidos. Sólo falta que se alineen algunos actores que aún perciben su rol con un sentido corto placista, personalista, cegada de injustificados prejuicios y por un clientelismo político de débil monta. Empero, estos son cada menos pues se posesiona el trabajo bien hecho: integrado, creativo, sistémico, sistemático, siempre perfectible, y eficaz.
Nuestro modelo maulino se inspira en construir “competitividad en fraternidad”, con “coopetencia”, a veces compitiendo pero siempre cooperando.
Así, hemos podido constatar que nuestros empresarios, universidades y organizaciones sociales precisan que ahora se profundice la implementación horizontalmente articulada de estos Planes Competitivos 2015 –el regional y los 13 comunales- desde el respectivo e insustituible liderazgo político institucional pues se tratan de genuinamente estrategias territoriales, aprobadas por las pertinentes instancias regional y edilicias.
Se ha avanzado en ello en nuestra región: el año pasado una “Institución para la Colaboración”, entidad privada con plena autonomía, evaluó con los directivos del GORE la ejecución del Plan Regional Competitivo Maule 2025 constatándose la implementación de un 56% de las metas indicadas para el año 2017, entre las que se destaca la convocatoria de licitación para una Estrategia de Especialización Inteligente en macha, el inicio de una agencia o unidad de internacionalización en el Maule.
¿Qué pudiéramos empezar ahora?: La instalación de un clúster alimentario, y la convocatoria a un diseño de Plan regional bimodal de Capital Humano en el Maule.
Así, se afianzaría un modelo competitivo que nos distinguiría en la conducción y gestión de nuestra “ruralidad innovadora” de las otras regiones de Chile.

Volver a opinión

Comentarios