Modelo Competitivo Maule

29 Noviembre 2018   1268   Opinión   Jorge Navarrete Bustamante
Columnista Diario El Centro Jorge Navarrete Bustamante
Jorge Navarrete Bustamante

Desde hace a lo menos siete años estamos construyendo un modelo de desarrollo competitivo propio del Maule. Y lo hemos impulsado con miembros de la Red de Harvard Business School que lidera Michael Porter, a la que pertenece el Centro de Competitividad de la Universidad de Talca.

Ello trasunta que se consubstancia con sus peculiaridades productivas, sociales, políticas y culturales plasmadas en el Plan Regional Competitivo Maule 2025 y, coherentemente, en 13 Planes Competitivos Comunales, únicos en su género en Chile.
Todos recibidos formalmente por las máximas autoridades regionales y locales de distinta connotación política realzando una política de estado pocas veces frecuentes en nuestro Maule.
Efectivamente, ello ha sido financiado y luego validado por distintos Intendentes y Consejeros Regionales (COREs), por los respectivos alcaldes y Consejos Municipales.
Tales Planes Competitivos 2025 se están diferenciadamente implementando; el regional fue ponderado con un estado de avance el año pasado de un 56% de ejecución; en cambio, algunos Planes Competitivos Comunales como el de Talca supera el 63%; otros como los de San Javier, Vichuquén, “andan” más lentos, y el recién entregado de San Clemente ya empezó muy bien su implementación.
Los planes competitivos Maule 2025 se enmarcan sustantivamente en desarrollar sino desagregar territorialmente (pues CORFO algo ha avanzado en ello aunque con un carácter meso regional que potencia principalmente a otras regiones vecinas), un efectivo proceso de clusterización alimentaria en coherencia con una Estrategia de Especialización Inteligente, la cual actualmente se encuentra en diseño pues precisamente se propone entre las iniciativas fundamentales del Plan Regional Competitivo Maule 2025.
Lógicamente los Planes Competitivos 2025, tanto el regional como los comunales, apuntan a establecer las bases del modelo de desarrollo competitivo en nuestra región; inclusive puede parecer hasta elemental, empero, si no se implementa ello se dificultará un proceso complejo: a largo plazo, del más amplio espectro e inherente a un quehacer sistemático y holístico de una genuina gobernanza regional tan esquiva en el Maule.
Obviamente, tales planes motivan a identificar nuevas actividades productivas con horizonte global, innovadoras, capaces de integrarse y de navegar en el conocimiento de frontera.
Por ello, hoy en la mañana, nos reunimos con alcaldes, directivos públicos, emprendedores, “instituciones para la Colaboración” como la Junta de Adelanto del Maule y autoridades, para continuar trabajando la implementación de los Planes Competitivos 2025 en comento, donde el desarrollo de Capital Humano bimodal, la gestión de una ruralidad innovadora, y una efectiva gobernanza sistémica, son imprescindibles para lograr el buen bienestar social que precisa nuestra ciudadanía maulina.
En definitiva, está en macha un Modelo Competitivo propio del Maule, el cual está siempre abierto a recibir nuevas y mejores ideas y proyectos.