Políticas públicas regionales

07 Agosto   568   Opinión   Jorge Navarrete Bustamante
Columnista Diario El Centro Jorge Navarrete Bustamante
Jorge Navarrete Bustamante

Académico U. de Talca

“Política” no es lo mismo que “políticas públicas”. La política es un concepto más relacionado con el tema del poder (y su uso legítimo) en la sociedad. Las políticas públicas, por su parte, son un instrumento del buen gobierno, de los asuntos públicos y de la resolución de problemáticas sentidas en una sociedad.
Peter J. May en su paper Policy Design and Implementation, nos entrega algunos elementos para su comprensión: “Las políticas públicas establecen los cursos de acción para abordar los problemas o para proporcionar los bienes y servicios a los segmentos de la sociedad. Suelen contener un conjunto de intenciones de objetivos, una mezcla de instrumentos o medios, una designación de entidades gubernamentales o no gubernamentales encargadas de llevar a cabo las intenciones, y una asignación de recursos para las tareas requeridas. La intención es luego caracterizada por el nombre de la política, en el lenguaje utilizado para comunicar los objetivos de la política y de la particular combinación de instrumentos de la política”.
Las políticas públicas, entonces, constituyen una solución a determinadas situaciones problemáticas que han sido identificadas como problemas relevantes, las cuales expresan el mandato o voluntad de la autoridad de gobierno. En otras palabras, “las políticas públicas corresponden a soluciones específicas de cómo manejar los asuntos públicos”.
Asimismo, hay que tener presente, que las políticas por regla general, son deducible de los objetivos, programas, planes y asignación de presupuesto o agendas de un gobierno.
De manera que las políticas públicas existen siempre y cuando instituciones estatales asuman total o parcialmente la tarea de alcanzar ciertos objetivos, a partir de determinados instrumentos (o medios) y la asignación de los recursos correspondientes.
Las políticas públicas, en suma, son usualmente implementadas bajo la forma de Programas y proyectos. también pueden expresarse a través de otros instrumentos tales como Instructivos, Reglamentos, Normas y Leyes. Sin embargo, sería un error considerarlos en sí mismos como políticas públicas (Lahera, 2002)
Una consideración más. Entre los principales criterios de calidad que deberían estar presentes en el diseño de una política pública, deberían considerarse a lo menos los siguientes:
1. Capacidad de resolución y ejecución
2. Estabilidad
3. Adaptabilidad
4. Coherencia y coordinación
Respecto de la capacidad de resolución y ejecución, una política pública puede estar muy bien diseñada, aprobada por el Consejo Regional (CORE) y, sin embargo, ser completamente ineficaz si el GORE no tiene la fuerza necesaria para hacerla respetar (resolución) y, a su vez, si no se ejecuta adecuadamente.
Vaya que tenemos desafíos en el Maule con el perfil de política pública que hemos entregado como universidad sobre Gobernanza de la Competitividad Regional.