Proyecto de Ley Pro Consumidor

25 Enero   425   Opinión   Iván Damino Hernández
Columnista Diario El Centro
Iván Damino Hernández

Seremi de Economía, Fomento y Turismo Región del Maule

Hace algunos días, el Presidente Sebastián Piñera, acompañado del ministro José Ramón Valente, firmó el envío del proyecto de Ley Pro-Consumidor, el que contempla cinco medidas elaboradas por la Oficina de Productividad y Emprendimiento Nacional (OPEN), junto al Servicio Nacional del Consumidor (Sernac).
Este proyecto busca simplificar trámites y procedimientos para que los consumidores se sientan protegidos y puedan adquirir productos y servicios de forma simple, rápida y segura.
La iniciativa, que es parte de la Agenda Pro-Consumidor del Gobierno, apunta a modificar la regulación vigente en caso de denegación involuntaria de embarque por sobreventa de pasajes aéreos, facilitar la terminación de contratos de adhesión, crea una central electrónica de recetas médicas, establece el derecho a retracto en compras electrónicas y posibilita la elección de garantía de productos.
Facilita el término de los contratos: para que en servicios como telefonía, tv, internet, bancos y tarjetas de multitiendas sea tan fácil salirse, como contratarlos.
Crea una Central Electrónica de Recetas Médicas: fortalecerá y simplificará la venta online de medicamentos, aumentando la competencia y mejorando el acceso en aquellas comunas en que la oferta es limitada o inexistente.
Da derecho a retracto en compras electrónicas: para que sean los consumidores y no los vendedores quienes decidan si se puede retractar de la compra en el plazo legal, igualando las condiciones de una compra online con la de una compra tradicional.
Mejora la compensación por sobreventa de pasajes aéreos: los pasajeros afectados tendrán una compensación más justa, ya que se ajustará la regulación chilena a los estándares internacionales y se establecerá que los pagos por compensación se hagan en un plazo predeterminado.
Posibilita la elección de garantía de productos: para que se respete siempre la garantía legal y el consumidor pueda elegir con seguridad y libertad otras garantías voluntarias que le resulten convenientes.
Este proyecto permitirá que los consumidores chilenos tengan mercados más competitivos y ciudadanos mejor informados beneficiando a todos los chilenos, para que el país siga estando en marcha.