Viernes, 23 de Febrero de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Intervalos Nubosos

Opinión

¿Puerta giratoria en España?

Jose Luis Craig

Abogado, Magister en Criminología y Justicia Penal, Magister en Gestión y Políticas Públicas Defensor Regional de Maule.

No deja de sorprenderme la nula reacción de la masa crítica que existe en Chile, la que casi como si fuera deporte nacional critica al sistema de persecución penal chileno porque si y porque no, sin detenerse en cuestiones tan trascendentes como que la respuesta penal es mucho más que la cárcel, la presunción de inocencia, la proporcionalidad de las sanciones o el interés de la víctima por sobre el estatal en la solución de un conflicto de naturaleza penal, ante la condena -sí, leyó bien- condena de Alexis Sánchez, por evadir impuestos -sí, de nuevo leyó bien-, evasión de impuestos en la Madre Patria.
¿Dónde quedaron los termocéfalos que piensan que la posibilidad de suspender una condena de cárcel por el pago de una suma de dinero es un privilegio insostenible? ¿Dónde están los que afirman, a veces irresponsablemente, que los ricos compran justicia? ¿Dónde están los que señalan que un país que no sanciona por igual a todos no tiene justicia y es más, sus instituciones están corrompidas y no funcionan? ¿Dónde están los que vociferan con el mito de la puerta giratoria?
Es hora de que la mayoría de los ciudadanos haga un esfuerzo por entender que la única respuesta ante cualquier delito no puede ni debe ser la cárcel; que existen muchísimas formas de resolver los conflictos penales y satisfacer igualmente el interés de la víctima.
En todas las naciones civilizadas existen estas instituciones que no hacen más que evitar que por delitos que -por su especial carácter no revisten una peligrosidad mayor para las personas- existan salidas intermedias o sustitutos penales que no hagan necesaria la aplicación de una condena o que esta no cumpla sus efectos inmediatamente, dándosele una oportunidad al supuesto infractor de enmendar su rumbo.
De esta manera, se protegen los intereses de todos y no se criminaliza a personas que naturalmente no lo necesitan, como es el caso de Alexis, Lionel Messi o Mascherano, o como muchas otras personas en Chile o en el extranjero que cometen infracciones penales, pero pueden responsabilizarse de ellas de otras maneras más eficientes incluso que la cárcel.
La sanción por la sanción, la pena por la pena en sí mismas no se sostienen si no se mira más allá de ellas mismas, si no se tienen en mente objetivos más amplios como la resocialización, la proporcionalidad, la peligrosidad y la última ratio. En síntesis, Derecho Penal Clásico.

Volver a opinión

Comentarios