¿Qué esperar de la cumbre entre Trump y Kim?

11 Junio 2018   1019   Opinión   Alberto Rojas
Columnista Diario El Centro
Alberto Rojas

Director del Observatorio de Asuntos Internacionales Universidad Finis Terrae

Después de su sorpresivo anuncio y posterior amenaza de cancelación, finalmente este 12 de junio se concretará la reunión entre Donald Trump y Kim Jong-un en Singapur. Una cumbre que ha generado gran expectación y en la que la comunidad internacional ve la posibilidad de comenzar a resolver —en algún grado— la crisis diplomática y nuclear que durante años ha tenido a Norcorea como protagonista.
El principal tema en la mesa será la desnuclearización de la península, tema que Washington ha buscado desde los tiempos de Bill Clinton. Pyongyang, por su parte, ha hecho gestos importantes, como anunciar la suspensión de sus ensayos nucleares y sus pruebas con misiles balísticos, así como la destrucción del complejo subterráneo de Punggye-ri, donde había realizado sus detonaciones.
Pero si Trump llega a Singapur con la idea de que Kim renuncie de manera unilateral a su arsenal nuclear, primero deberá poner sobre la mesa garantías concretas de que el régimen norcoreano no será tocado de ninguna manera. Sobre todo porque desde la perspectiva de Kim, probablemente su aspiración más clara es que la comunidad internacional acepte a Corea del Norte como un país más con armas nucleares, como ocurrió con India y Pakistán.
Otro tema que seguramente será abordado es cómo avanzar hacia un tratado de paz definitivo entre ambas Coreas, EE.UU. y China. Porque no hay que olvidar que la guerra que comenzó por la invasión norcoreana a su vecino del sur (1950-1953) y que posteriormente involucró a Washington y Beijing, se resolvió solo con un armisticio. O sea, un cese el fuego, por lo que técnicamente, ambos países aún permanecen en guerra.
Un tratado de paz no solo resolvería este tema a nivel de la península coreana; también sería una manera de dar nuevas garantías de entendimiento entre EE.UU. y Norcorea.