¿Regionalización en esta la región?

15 Mayo   314   Opinión   Carlos Reveco Mendoza
Columnista Diario El Centro Carlos Reveco Mendoza
Carlos Reveco Mendoza

Presidente Junta de Adelanto de Constitución y director de la Junta de Adelanto del Maule.

Es un secreto a voces que el país debe mejorar la regionalización, que fuera el primer gran intento de descentralización nacional hace ya 40 años. Si queremos un país desarrollado, obviamente necesitamos un país descentralizado. La descentralización e independencia administrativa y financiera de las regiones es una imperiosa necesidad si queremos llegar a ser un país desarrollado, al menos en el mediano plazo. Esto no es una mera opinión del que suscribe, es lo que ha afirmado y exigido su cumplimiento, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, si queremos salir del subdesarrollo y agrega que hoy es uno de los principales diques de contención que impide el desarrollo de Chile.
Debiéramos estar agradecido de la OCDE, pues ha puesto sobre la mesa este tema de la descentralización, advirtiendo que es un impedimento para el desarrollo e incluso nos ha fijado metas. Metas que el país no ha cumplido y ya estamos atrasados por años… Tarea para los políticos que nos gobiernan y obligación moral para nuestros legisladores, que claramente no están al nivel que se requiere…
Pero también hay un problema serio al interior de las regiones, muchos alcaldes de diferentes zonas estiman que existe una desigualdad en el trato entre sus pares de comunas cercanas a la capital regional en desmedro de aquellas más alejadas de la misma. ¿Quiere esto decir entonces, que los intendentes, los seremis y otros, se preocupan mucho más de las comunas que les guarnece? ¿Qué opinión tiene Ud. de este problema?
La división territorial de nuestra regionalización está hecha partiendo el país con líneas que van de cordillera a mar y hay regiones que tienen comunas importantes cercanas al litoral como también otras, más cercanas a la cordillera, incluso, las zonas más connotadas del país tal como la de Valparaíso, del Biobío y Santiago; cuentan con provincias cordilleranas y provincias marítimas, lo que indudablemente ha facilitado el despegue económico de esas zonas geográficas, por una mejor administración de sus recursos y una mayor eficacia en la aplicación de sus funciones, precisamente por la cercanía territorial de la que disponen.
Con el solo hecho de ver en cartografía nuestra región y sabiendo los polos de desarrollo de las diferentes comunas del Maule, comprenderemos que los intereses y problemas de las comunas cordilleranas son muy diferentes a los intereses de las comunas ribereñas marítimas, mientras las primeras están preocupadas de la agricultura y las exportaciones frutícolas, las segundas están preocupadas de los bosques, la pesca y el turismo marítimo que es el más interesante, etc.
Entonces, cabe preguntarse: ¿La subdivisión regional interna del Maule, será la más apropiada para optimizar su desarrollo? Ciertamente que no.
La lógica de la facilitación del desarrollo en la Región del Maule, así como está, nos indica que la actual subdivisión territorial es y ha sido una dura cortapisa, sino un impedimento, para el desarrollo óptimo de las comunas ribereñas marítimas de esta zona. Éstas necesitan una subdivisión geográfica y sobre todo política-económica independiente, que les facilite entre muchos otros beneficios, una menor burocracia y un menor desgaste por traslados obligados sin sentido. Sin duda, lo que necesita nuestra Región del Maule, es una provincia ribereña o del litoral, como quiera llamarse, pero que libere a las comunas costinas de estar preocupadas, además de sus propios intereses, de los problemas del centro que no son ni por cerca los suyos y que tampoco les beneficia.
Lo más interesante es que para crear una subdivisión territorial nueva al interior de regiones, no se necesita de nuevas leyes, con las que hay basta… aunque Ud. no lo crea.