Sentido común

02 Agosto 2018   1314   Opinión   Ervin Castillo A.
Columnista Diario El Centro Ervin Castillo A.
Ervin Castillo A.

Fundación Talca

Como usted bien habrá leído, el reciente fin de semana fue publicada una entrevista a la ministra de la Mujer y Equidad de Género, Isabel Plá, en la cual la secretaria de Estado aludía a la relevancia en la historia de Chile de la ex Presidenta Michelle Bachelet. Como “la mujer más importante” de nuestra historia, describió la ministra a quien ocupare en dos ocasiones distintas el máximo sitial de nuestro país. Acto seguido: críticas y felicitaciones desde las diversas sensibilidades del espectro político.
En este sentido, estimo que esta simple opinión de la ministra, denota una cuestión mucho más de fondo que se viene incubando aceleradamente en la discusión pública nacional, y que tiene que ver con un grado de extremismo profundo, cuando simplemente se contraponen las opciones con quien está al frente.
¿Significan los dichos de la Ministra una aprobación a la figura y rol político de la ex Presidenta Bachelet? Desde luego que no. Y es que más allá de todas las críticas que las personas de centro derecha podamos manifestar con los gobiernos de Bachelet, resultaría inédito no reconocer la trascendencia política de su figura para Chile, al ser la primera mujer en transformarse en Mandataria.
Cosas como estas, que son de todo sentido común, son las que escasean en Chile. El mismo sentido que hizo marcar una gran diferencia en la avasalladora victoria del Presidente Piñera a fines del año pasado, en donde los chilenos eligieron el camino de la prudencia, moderación y responsabilidad fiscal liderada por “Chile Vamos”, en contravención al camino de fuerzas como la Nueva Mayoría o el Frente Amplio.
Mismo sentido común que falta en Chile cuando se discute sobre el aborto y el debate queda segregado entre “asesinos” y “conservadores obtusos”, sin permitir una conversación sensata, alejada de caricaturas.
Ese sentido común que se ve tan aminorado cuando en Chile algunas élites pequeñas y acomodadas tratan de imponer sus intereses en la agenda, pasando totalmente en alto el recrudecimiento de urgencias sociales que ya no pueden seguir esperando,
Al final del día, podemos discutir si la mujer más importante de la historia de Chile es Michelle Bachelet, Eloísa Díaz, Javiera Carrera, Luisa Recabarren, Lucila Godoy Alcayaga, o todas esas mujeres que son madre y papá al mismo tiempo sacando adelante sus hijos, siempre y cuando no perdamos de vista que hay cosas que son de estricto sentido común, y que no deben separar en aras del fanatismo a las izquierdas y a las derechas. A fin de cuentas no todo es política.