Síntomas de una sociedad enferma con diagnóstico de muerte

22 Julio 2018   969   Opinión   SERGIO RODRIGUEZ VARELA
Columnista Diario El Centro SERGIO RODRIGUEZ VARELA
SERGIO RODRIGUEZ VARELA

Consejo de Pastores.

Temas como el de hoy no es grato para una gran mayoría, ello no es nuevo ya que también lo sufrieron los antiguos profetas de Israel a quienes inclusive trataron de traidores. Es el caso de Jeremías, basta con mirar su mensaje a través de su libro en donde sus palabras fueron punzantes y condenatorias con todos los estamentos de aquella sociedad ya que el pecado había llegado a límites extremos. Ante tal realidad el juicio de Dios sobre la nación de Israel era eminente y no se haría esperar.
Nuestra actual sociedad, especialmente la occidental, no podemos negar la realidad de su decadencia moral, como escribe el Dr. D. Jeremiah: “No está en caída libre, sino ya está tocando fondo”.
¿Cuál es la razón de esta caída? La razón principal es una; como sociedad hemos dejado a Dios y esta ha abrazado el ateísmo, es así como en el siglo XVIII a pesar de la oscuridad reinante de la época, no obstante había una verdad objetiva en el ser humano y que consistía en la existencia de Dios la cual era la base de los valores absolutos del bien y el mal. Lo que ahora ideológicamente se ha sembrado en las mentes y corazones es el relativismo y al no haber una verdad absoluta como la existencia de Dios, cada cual es su propio dios, desde allí el aumento de la perversidad humana. Pablo nos dice: Rom 1:21 “Pues habiendo conocido a Dios, no le glorificaron como a Dios … sino que se envanecieron en sus razonamientos, y su necio corazón fue entenebrecido … como ellos no aprobaron tener en cuenta a Dios, Dios los entregó a una mente reprobada, para hacer cosas que no convienen … profesando ser sabios, se hicieron necios”.
La necedad prácticamente está en toda la sociedad y, muy en especial, en la clase política liberal progresista de las naciones.
Una de las peores barbaries de la sociedad occidental es el aborto. Algunos libros de escritores cristianos americanos exponen: desde que el tribunal supremo legalizó el aborto en 1973, más de cincuenta ocho millones de bebes han sido asesinados legalmente y según el instituto Guttmacher, desde 1975 el índice de abortos en EE.UU. ha aumentado en más de un millón por año. Debemos sumar a esta crueldad el resto de los países entre ellos chile, en donde se ha legitimado el crimen de niños por nacer.
Otros graves síntomas que afectan a la sociedad occidental y que va en aumento es: 1) La destrucción de la familia; con ello solo han acrecentado los nacimientos de niños fuera del matrimonio, 2) El desenfrenado materialismo el cual no solo ha llevado a la destrucción de la vida familiar sino a un sobreendeudamiento, 3) El consumo de drogas y substancias que destruyen especialmente a los jóvenes ya que los esclaviza haciendo de sus vidas un infierno, 4) El abuso de menores, 5) La sobrepoblación de las cárceles sin alcanzar una verdadera rehabilitación por parte de los internos, 6) El aumento de la delincuencia que a muchos gobiernos los mantienen en jaque, 7) La corrupción en la gran mayoría de los estamentos de la sociedad (ya no hay en quien confiar), 8) El doble discurso de la clase política, 9) El aumento del divorcio, etc.
Creo que la mejor manera de ver este desplome moral de la sociedad occidental y del mundo es a través de la Biblia. Lo que hoy se ve es una rebeldía del ser humano en contra de su creador, más debemos volver a Dios, de lo contrario, avanzamos hacia la destrucción final. Dios ilumine y guíe a nuestros gobernantes. Amén.