Miércoles, 21 de Noviembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Cielos Nubosos

Opinión

Turquía, el nuevo shock externo

Jennifer Rivera Arroyo

Vicedecana Facultad de Administración y Negocios, Universidad Autónoma de Chile

Durante el transcurso de este año palabras como guerra comercial, medidas proteccionistas, incertidumbre, volatilidad de los mercados, cotización del cobre y del tipo de cambio deben estar entre las más utilizadas en titulares, artículos, reportajes y columnas de opinión en los medios de comunicación en materia económica, todo ello en gran medida gatillado por la implementación de las promesas de campaña más emblemáticas que el presidente Trump hizo a los electores y que sustentaban su recordado slogan “Make America great again”
Dado lo antes expuesto, a la fecha hemos sido testigos de un sinnúmero de repercusiones en los mercados tanto a nivel internacional como nacional generando en los agentes económicos y financieros una sensación algo disonante con las proyecciones económicas que se hacían a inicios del año tanto para Chile como para el mundo, que sin duda no incluían este escenario externo.
Con el correr de los meses, los mercados han ido internalizando la información, ajustando las expectativas y proyecciones y traduciéndolas en precios; pero, cuando parecía que la situación externa estaba relativamente asimilada, surge un nuevo shock externo… la crisis financiera en Turquía, que ha gatillado una serie de coletazos en los mercados, sobre todo en los emergentes, y que se ha traducido en que su moneda oficial, la lira turca, se devaluara notoriamente y el riesgo país se elevara hasta alcanzar el máximo en 10 años.
Si bien la economía turca no es un actor protagónico a nivel global hasta aquí se ha visto una suerte de “efecto contagio” que ha impactado los mercados accionarios, de monedas y commodities, llegando incluso a golpear la bolsa local, lo que devela la oleada defensiva de los inversionistas y actores relevantes de cara a las turbulencias que esa crisis representa, que obviamente optaran por tomar posiciones en inversiones menos riesgosas y consideradas como refugio como lo son el oro, los francos suizos, el dólar, los capitales preferentes en el rubro inmobiliario en el caso de la economía chilena, por mencionar algunas.
Otro de los efectos directos de este nuevo acontecimiento está la caída de las acciones del banco BBVA, así como de varios bancos italianos a lo que se suma la baja en la cotización del cobre, lo que golpea directamente a nuestra economía.
Con todo, deberemos estar alertas a la manera en que esta crisis evolucionará, así como la forma en que las señales que emanen de ella sean decodificadas por los agentes económicos a nivel mundial y local, pues estas pueden transformarse en una nueva fuente de riesgo para las cifras de crecimiento de chile y el mundo.

Volver a opinión

Comentarios