Universidad de Talca: acreditación por seis años

14 Septiembre   431   Opinión   Rodolfo Schmal S.
Columnista Diario El Centro Rodolfo Schmal S.
Rodolfo Schmal S.

 

En estos días se ha dado a conocer la acreditación de la Universidad de Talca por seis años en todas las áreas por parte de la Comisión Nacional de Acreditación. Se trata de un hecho de gran relevancia, porque constituye una suerte de sello de calidad, no solo para la universidad, sus estudiantes, egresados, personal administrativo, académicos y autoridades, sino para toda la Región del Maule.


Relevante porque se trata de un logro que escasas universidades han alcanzado y que la sitúa dentro de un selecto grupo de ellas. Relevante porque es el logro de una feliz conjunción de producción académica, gestión administrativa y conducción estratégica, esto es, de sus instancias operativas, tácticas y estratégicas. Relevante porque es un logro que involucra a todos sus integrantes, de capitán a paje, de quienes formaron parte de ella en el pasado, están en ella en el presente, y para quienes ingresarán a futuro, ya sea a trabajar como a estudiar, o a vincularse con ella.


Se trata de un logro que nos demuestra que la adversidad es para superarla, no para amilanarse. Imposible no recordar su difícil nacimiento cuando se fusionan lo que eran sedes regionales de la Universidad de Chile y la entonces Universidad Técnica del Estado, hoy Universidad de Santiago para dar origen al Instituto Profesional de Talca en marzo de 1981. Fruto de la movilización de los más diversos sectores de la ciudad, que se sentían menoscabados por no tener una universidad en la región, en octubre del mismo año, nace la Universidad de Talca.
Imposible no resaltar que ella ha logrado, desde su nacimiento hasta la fecha, encumbrarse desde una de las regiones más pobres del país. Imposible no destacar su aporte al desarrollo económico de la región, a través de la formación de profesionales, la visionaria constitución de centros tecnológicos como medio de vinculación con el medio por la vía de potenciar los sectores productivos regionales, así como su aporte a la introducción de nuevas tecnologías en el aparato productivo regional. Imposible no mencionar su contribución al desarrollo cultural de la región. Allí están, entre otros, el Parque de Esculturas, el Jardín Botánico, sus espacios culturales, sus coros y orquestas. Todo ello en menos de cuatro décadas.


Merecidísimo premio el obtenido por la Universidad de Talca que debe enorgullecer a todos quienes se sienten parte de la familia utalina, y que, al mismo tiempo, representa todo un desafío, que no es otro que el de sostener, mantener y acrecentar lo ya alcanzado.