Ocurrió el 8 de septiembre del año pasado

7 años y un día de cárcel por crimen en Río Claro

Tribunal Oral en lo Penal de Talca le descontó al imputado casi un año que lleva en prisión preventiva por constituir un peligro para la seguridad de la sociedad

  3106   Policial   Hernán Espinoza
7 años y un día de cárcel por crimen en Río Claro

En fallo unánime, los jueces de la segunda sala del Tribunal Oral en lo Penal de Talca, decretaron veredicto de culpabilidad y condenaron a la pena de siete años y un día de presidio mayor, en su grado mínimo, al imputado Sebastián del Carmen Rojas Santibáñez, como autor de un grave delito de homicidio en la comuna de Río Claro.

 


Atendida la magnitud de la sanción, el tribunal no le otorgó beneficios al condenado para cumplir la sanción, pero le descontó casi un año que lleva en prisión preventiva, en la cárcel de Talca, por constituir un peligro para la seguridad de la sociedad. Su ingreso al penal fue el 9 de septiembre de 2018, esto es, un día después del crimen.

 


Según establece la sentencia, a partir de antecedentes probatorios expuestos por la fiscalía, los hechos ocurrieron en la tarde del 8 de septiembre de 2018, cuando el imputado compartía alcohol y carne asada con la víctima, José Ceferino Quincha Huenchullán, en el domicilio de esta última persona, en el fundo Los Montos, sector San Pancracio.

 

 

A LA JUSTICIA
El dictamen judicial agrega que, por rencillas anteriores, imputado y víctima comenzaron a discutir en medio de la fiesta, hasta que “Rojas Santibáñez premunido de un cuchillo cocinero, agredió a la víctima en al menos diez ocasiones, ocasionándole heridas que afectaron los pulmones, diversas zonas del hígado y traumatismo penetrante tóraco abdominal, además, de una penetrante cardíaca”.

 


El fallo destaca que el condenado, posteriormente, abandonó el sitio del suceso, dejando a “Quincha Huenchullán en el interior de su vivienda, quien como consecuencia de la gravedad de sus lesiones falleció en el mismo lugar”. Por estos hechos, el tribunal le reconoció al imputado las circunstancias atenuantes de irreprochable conducta anterior y colaboración sustancial con la investigación de la fiscalía.

 


Para determinar la sanción, los jueces estimaron que como no existe agravante alguna y se configuraron dos atenuantes, optaron por “rebajar la pena en un grado, teniendo en consideración la extensión del mal causado; teniendo presente para ello que fue afectado el bien jurídico más importante de nuestro ordenamiento jurídico”.

LOS MAS VISTO