Deberá pagar indemnización de 30 millones de pesos

Condenan al hospital de Curicó por paciente que perdió un ojo

Los hechos ocurrieron en noviembre del año 2012, cuando la víctima sufrió un accidente mientras realizaba un trabajo agrícola con un azadón.

30 Noviembre 2018   1142   Policial   Diario El Centro
Condenan al hospital de Curicó por paciente que perdió un ojo

SANTIAGO/TALCA.- En fallo dividido, la tercera sala de la Corte Suprema condenó al hospital de Curicó a pagar una millonaria indemnización en favor de una mujer que, debido a una mala atención de salud, terminó perdiendo uno de sus ojos, con el consiguiente daño moral.


Los hechos se remontan al 17 de noviembre del año 2012, cuando Rocío Fernanda Vidal González, domiciliada en la localidad rural de Rincón de Sarmiento, en Curicó, se encontraba limpiando un campo de hortalizas con un azadón, momento en que por accidente golpeó una piedra.
Así saltó una astilla de la piedra que golpeó el ojo izquierdo de la víctima, quien comenzó a sangrar y tuvo que ser trasladada de urgenicia al Hospital San Juan de Dios de Curicó. Allí la atendió un primer doctor, quien descartó que tuviera algún tipo de objeto extraño en su ojo lesionado.

 

A SANTIAGO
Por ello, ese médico le diagnóstico un “traumatismo de la conjuntiva a abrasión corneal”, recentando que se aplicara un ungüento cada 12 horas durante cuatro días. Pero la paciente continuó sintiendo dolor y, además, comenzó a presentar fiebre.
Así decidió volver al hospital y fue atendida poco antes de la medianoche de es mismo día, donde otro médico reiteró el primer diagnóstico, pero agregando que la paciente sufría “dolor ocular”. Todo ello, según indica la demanda, a pesar de que la mujer señalaba que sentía algo extraño en su ojo izquierdo.
A los dos dias, luego que no tuviera avances con las recetas médicas, la víctima fue derivada a la consulta particular de un especialista, quien la transfirió al Hospital El Salvador en Santiago. Allí se determinó, en una junta médica, que debía ser vaciado su ojo por tener pérdida casi total, confirmando que tenía alojado un cuerpo extraño.

 

30 MILLONES
Por estos hechos, la denunciante presentó una demanda civil, exigiendo una indemnización que bordeaba los 320 millones de pesos.
El Primer Juzgado de Letras de Curicó acogió la acción legal, pero redujo la indemnización a 30 millones de pesos, cifra que fue duplicada por la Corte de Apelaciones de Talca.
Tras ello, finalmente, la Corte Suprema optó por mantener el criterio del tribunal de primera instancia. El fallo, definitivo a inapelable, tiene un voto en contra que estuvo por ratificar en todas sus partes la sentencia de la Corte de Apelaciones de Talca.


Hernán Espinoza

LOS MAS VISTO