Grave delito ocurrió el 2016 en la pasarela de la 2 Norte

Detenido por homicidio dijo que se defendió de amenazas

Alejandro Enrique Sepúlveda Pardo declaró voluntariamente en el juicio oral que comenzó ayer y donde arriesga 15 años de cárcel

12 Junio 2018   2679   Policial   Diario El Centro
Detenido por homicidio dijo que se defendió de amenazas

TALCA.- “Esto ocurrió como a 20 metros de mi casa. Ahí lo observé cuando venía caminando. Él me vio a la distancia y me comenzó a amenazar, con que me quemaría la casa, que me mataría a mi y a mi familia. Fue en un tono súper grosero. Yo venía del trabajo y, al bajar en el terminal, tenía que pasar por la pasarela sobre la 2 Norte”.
En estos términos, el imputado, Alejandro Enrique Sepúlveda Pardo, explicó su versión en torno a las circunstancias que rodearon la muerte de César Antonio Beltrán Valenzuela, hecho ocurrido el 9 de septiembre del año 2016 en el sector de las calles 2 Norte, entre 11 y 12 Oriente, a un costado de la línea férrea.
Sepúlveda Pardo fue el primero en declarar en el juicio que comenzó ayer ante la primera sala del Tribunal Oral de esta ciudad. Allí el imputado enfrenta dos acusaciones de la fiscalía y de un abogado querellante donde se exige que sea condenado a 15 años de cárcel efectiva.

“TENÍA TEMOR”
A modo de defensa, el imputado renunció a su derecho a guardar silencio. Primero fue interrogado por el fiscal, Ángel Ávila; luego por el defensor particular, Luis Sepúlveda; e incluso por los propios jueces. Allí Sepúlveda Pardo desmintió haberle vendido drogas a la víctima o a sus amigos.
“Yo fui condenado, pero ahora estoy rehabilitado y me dedico a trabajar. El día de los hechos, mi idea era actuar por todas las amenazas y darle un palo, para alejarlo del lugar, porque estaba muy cerca de mi casa. Después tomé un cuchillo para tratar de amedrentarlo”, afirmó.
Interrogado por el fiscal, reconoció que fue a su casa a buscar un palo, pero que -finalmente- salió con un cuchillo a buscar a la víctima. “Tenía temor a que pudiera efectuar sus amenazas. Ahí nos enfrentamos, primero verbalmente, luego, con puños y patadas. Yo todavía no sacaba el arma blanca. Al pillarlo, lo boté de una patada. Y le enterré el cuchillo”, indicó.
TESTIGOS
El fiscal, así como el abogado querellante, llevaron al juicio un total de 20 testigos, además de peritos, documentos y pruebas materiales. La defensa del imputado, por su parte, presentará dos testigos. Se espera que el juicio termine hoy o mañana.
“Si hubiera estado en mis cabales no hubiera hecho nada. Al ver sus amenazas y que estaba cerca de mi casa, pensé que me atacaría. En ningún momento quería hacerle algo grave a él”, terminó su declaración el imputado.

Hernán Espinoza

LOS MAS VISTO
...
Otro falso detective asaltó a escolar en Talca

13 Agosto a las 20:59   4417