Fue formalizado solo por homicidio simple

Jueza dejó en prisión a exteniente y la defensa anuncia apelación

Familia de la víctima presentó querella por dos delitos, homicidio simple y omisión de denuncia. El imputado cumplirá la medida cautelar en un centro de detención de Gendarmería en Santiago

30 Marzo   2316   Policial   Hernán Espinoza
Jueza dejó en prisión a exteniente y la defensa anuncia apelación

Por estimar que su libertad constituye un peligro para la seguridad de la sociedad, atendida la gravedad de la pena asignada al delito, la jueza, Isabel Salas del Juzgado de Garantía de Talca, acogió ayer una solicitud de la fiscalía y decretó la medida cautelar de prisión preventiva contra un exteniente de Carabineros.

 

Se trata de Hardy Nicklas Wickel, con 13 años de antigüedad en la institución y que se desempeñaba en la Cuarta Comisaría de Talca, ya que a mediados de semana fue dado de baja en el contexto de un sumario administrativo. Lo mismo ocurrió con un cabo primero que acompañaba al exteniente al momento de los hechos.

 

Es un incidente registrado el 14 de marzo pasado, cuando ambos carabineros intentaron fiscalizar a dos jóvenes que estaban bebiendo en un gimnasio ubicado en la Población Padre Hurtado. Uno de ellos, Isaac Manuel Escanilla San Martín, de 38 años, escapó corriendo hacia el canal Baeza para evadir el control policial.

 

PISTOLA TAURUS

Al momento de formalizar la investigación por homicidio contra el exteniente Nicklas, la fiscal, Gabriela Vargas, sostuvo que el destituido oficial de Carabineros habría seguido a Isaac Escanilla y que le disparó con su arma de servicio cuando el joven corría hacia el canal, utilizando su pistola Taurus calibre 9 milímetros.

 

La persecutora precisó que, según indica el informe de autopsia, la bala ingresó por la espalda de la víctima y salió por el costado del tórax, causando su muerte inmediata. También dijo que el imputado no sólo vio caer al canal al joven Isaac, sino que –posteriormente- ocultó el dato de que había percutado una munición balística.

 

La fiscal agregó que, al volver a la Cuarta Comisaría, luego de pedir apoyo policial y realizar una búsqueda infructuosa de la persona que se dio a la fuga, en medio de la oscuridad el exteniente declaró haber utilizado una bala de su propiedad para completar todas las municiones del arma y entregarla como si nunca la hubiera utilizado.

 

PERITAJE BALÍSTICO

A ello se suma, subrayó la fiscal, que la PDI realizó un peritaje balístico al arma del exteniente, concluyendo que no se dispara si cae al suelo y que cuenta con seguros que impiden accionarla de forma accidental. Agregó que cuando el imputado volvió al sitio del suceso fue para buscar un teléfono celular que se le cayó al canal.

 

En contraparte, el abogado, Mauricio González, defensor particular del imputado, sostuvo que los hechos no constituyen delito y que se deben a una acción negligente o descuidada. Sostuvo que el exteniente se lanzó al canal, que allí se cayó y cuando sacó el arma para cambiarla de mano, se le habría disparado en forma accidental.

 

La jueza, luego de dictaminar la prisión preventiva, determinó su cumplimiento en un centro de detención preventiva de Gendarmería ubicado en Santiago, aunque la defensa pidió que se oficiara a la Cuarta Comisaría para que informe si el imputado puede cumplir la medida cautelar en dicha unidad policial.

 

REACCIONES

Tras la audiencia, el abogado defensor anunció que apelará a la Corte de Apelaciones de Talca para revocar la decisión del tribunal. “Lo vamos a hacer en el más breve plazo posible. Resulta inexplicable que el imputado, si hubiera sabido que lesionó a una persona, igual pidió refuerzos de otros 15 carabineros para seguir la búsqueda”, dijo.

 

Por su parte, Isaac Escanilla, padre de la víctima, manifestó que “lo que queremos es que él cumpla la pena en un recinto carcelario y no en la Tercera Comisaría, porque ahí va a tener todas las comodidades (…) Que sufra como sufren los delincuentes, porque él ya no es una autoridad, ya no es un carabinero, pasa a ser un homicida”.

 

El abogado, Fernando Leal, presentó querella a nombre de la familia del joven fallecido por los delitos de homicidio y omisión de denuncia. “La prisión preventiva era necesaria, porque aquí hubo un ánimo de obstrucción, lo cual hace necesario la cautela. El imputado no dio cuenta que había percutado su arma de servicio”, dijo.

LOS MAS VISTO