Tras hallazgo de cadáver de joven de 38 años

"Los dos carabineros salieron persiguiendo al Isaac y se empezaron a escuchar los balazos"

Testigo clave de la muerte del joven de 38 años habló en exclusiva con Diario El Centro

26 Marzo   11305   Policial   Hernán Espinoza

Lo llamaremos solamente Leonardo para evitar que pueda ser objeto de represalias, aunque su nombre completo consta en la carpeta investigativa de la fiscalía de Talca, porque los detectives de la Brigada de Homicidios (BH) de la PDI le tomaron declaración como testigo protegido en este bullado caso criminal.


Se trata de la muerte de Isaac Manuel Escanilla San Martín, de 36 años, quien fue visto por última vez el 14 de marzo pasado, cuando –según su familia, citando un testigo- habría sido objeto de un control policial por parte, supuestamente, de motoristas de la Cuarta Comisaría de Carabineros de Talca, al mando de un teniente.


El cuerpo fue descubierto el domingo pasado semi sumergido y desnudo en el río Claro, a la altura de la calle 14 Norte con Circunvalación. Aunque existen presunciones de que presentaría una o dos lesiones de proyectil balístico, todo ello será aclarado hoy con la autopsia en el Servicio Médico Legal (SML) de Talca (ver recuadro).


Según la familia de la víctima, el mismo testigo habría visto cuando el joven fue controlado por los motoristas y, luego, perseguido hasta el río Claro, para finalmente escuchar disparos. Y esa persona es justamente el joven de nombre Leonardo y que ayer contactó a Diario El Centro para revelar la verdad de los hechos.

¿Qué ocurrió en la noche del 14 de marzo?
“Nosotros estábamos los dos (con Isaac Escanilla) en el sector del gimnasio (de la Población José Miguel Carrera) compartiendo. Estábamos tomando unas cervezas y teníamos una bebida. Y de un momento a otro llegaron los carabineros. Llegaron dos oficiales en motocicleta. Uno se nos acercó por delante y otro por atrás. Empezaron a seguir a Isaac, porque él decía que estaba en deuda. Él decía que tenía una orden judicial pendiente. Eso me dijo a mí. Y se tiró a correr de los carabineros”.

¿Él corrió hacia la Circunvalación Norte o para el lado del puente del Canal de la Luz?
“Corrió para el lado del puente, pero no lo cruzó. Los dos carabineros salieron persiguiendo al Isaac. A mí me dejaron tranquilo. Uno dejó la moto botada en el suelo y ambos carabineros se metieron para la bajada del río. De ahí llegó una patrulla que se estacionó en el puente. Y ahí se empezaron a escuchar los balazos”.

¿Tú escuchaste cuántos balazos?
“Yo escuché varios balazos…”

¿Pero cuántos…? ¿Dos o tres?
“Fueron más. Es lo que pienso. Yo pienso que fueron más balazos esa noche. Porque tiraron unos pocos primero y, al rato, volvieron a tirar otros pocos”

¿Conocías a Isaac del mismo barrio?
“Sí, éramos amigos. Si estábamos compartiendo esa misma noche”.

¿Tú qué hiciste después de la persecución policial?
“Yo me fui, porque me asusté con los tiros que empezaron a disparar los carabineros, y le avisé a un hermano de Isaac. Le dije que llegaron los carabineros haciendo un control de identidad y su hermano salió arrancando, se fue hacia el río y que empezaron a tirar balazos. Le advertí que no fuera a ser que le haya pasado algo. Le dije que mejor fuera a verlo. El hermano me dijo que no, que el Isaac debía poco, así que en cualquier momento lo soltaban”.

¿Y sabías que Isaac no tenía orden judicial pendiente? Eso lo aclaró la PDI…
“Imagínese… Porque él pensaba que tenía una orden pendiente. Eso me lo dijo. Que tenía deuda. Por eso corrió, porque él no andaba en nada malo. Si estábamos compartiendo, tomando unas cervezas”.

¿Y tú me dices que Isaac se te pierde de vista después que arranca de los carabineros?
“Yo me quedé cerca del gimnasio, observando para allá, donde los carabineros lo salieron persiguiendo. Y como le digo a Isaac no pudieron pillarlo. Un carabinero dejó la moto en el suelo y el otro se tiró para adentro, a la siga de él, hacia el río. El otro siguió derecho en la moto. Después llegó una patrulla y, al rato, una camioneta de los carabineros”.

¿En cuanto a los carabineros en moto pudiste ver sus rostros o el color del pelo?
“Había uno que era medio peladito. Uno de los que estaban en moto. Y se notaba que era alto”.

¿Y los carros decían que eran de la Tercera o Cuarta comisarías o de algún retén?
“En eso no me fijé, porque como empecé a escuchar los disparos, me quedé cerca del gimnasio, pensando que el Isaac podía salir por algún lado y volver al lugar donde estaba yo. Lo que sí me pareció raro es que los carabineros estuvieron mucho rato, más de una hora estuvieron ahí en el puente. Yo después me fui y ellos se quedaron allí”.

¿Tú declaraste en la PDI?
“Ayer (domingo) me vinieron a buscar de la PDI para hacer una declaración, como yo justo esa noche estaba con él y vi todo lo que estoy diciendo. Lo que andan hablando otros son cosas que yo les he contado”.

¿Qué te parece que ahora la investigación apunte directamente a los carabineros por la muerte de Isaac?
“Es fome, porque por lo menos para acá, para el barrio norte, los carabineros siempre andan bien prepotentes. Hay gente que tenemos antecedentes o cosas así, pero no es para tratarnos de esa manera. Igual es fome que a Isaac le haya pasado eso, porque él tiene familia y una hija. Y esa misma noche me estaba diciendo que quería cambiar. Igual fue fome todo lo que pasó”.

¿Y qué esperas que pase ahora?
“Yo dije lo que vi y esa la verdad. Igual uno quiere justicia para el amigo. No puedo ocultar lo que vi”.

 

LOS MAS VISTO
...
Crisis del mercado automotriz se agrava en el Maule

13 Septiembre a las 11:00   4880