Juicio civil de “cobro ejecutivo” se realizará en el tribunal de San Javier

Municipalidad de Linares demandó al consejero regional Edgardo Bravo

Acción legal se realizó por instrucción de la Contraloría Regional del Maule, entidad que descubrió supuestas irregularidades en un contrato a honorarios del consejero con el municipio fechado el 2013.

18 Octubre 2018   6841   Policial   Diario El Centro
Municipalidad de Linares demandó al consejero regional Edgardo Bravo

TALCA.- Por instrucción de la Contraloría Regional del Maule, la municipalidad de Linares presentó una demanda civil de “cobro ejecutivo” en contra del consejero regional, Edgardo Bravo, para exigir judicialmente el reintegro de los pagos por un contrato a honorarios suscrito el 2013 entre la entidad edilicia y la actual autoridad regional.


Así lo indica expresamente la demanda, suscrita por el alcalde de Linares, Mario Meza. “Don Edgardo Alberto Bravo Rebolledo, enfermero, domiciliado en la ciudad de Villa Alegre, comuna de San Javier, le adeuda a la Ilustre Municipalidad de Linares, la cantidad de $5.820.612 pesos, ello por concepto de desembolsos indebidos que el Departamento de Salud Municipal de Linares le efectuó durante 2013 por prestaciones que no se efectuaron por el Sr. Bravo Rebolledo, todo ello por determinación de la Contraloría Regional del Maule, en informe de investigación especial número 236 de 07 de julio de 2017”.


El citado informe de la Contraloría, en su parte conclusiva, señala que dicho contrato a honorarios se contextualizó en un “Programa de Mejoramiento de la Atención en el Nivel Primario de Salud”. Añade que para justificar esos pagos “la repartición comunal no proporcionó documentación que acredite suficientemente las gestiones que habría llevado a cabo el citado servidor -Edgardo Bravo- con ocasión de ese convenio”. Pero también advierte que legalmente está vencido el plazo para iniciar un “juicio de cuentas” en contra de “los funcionarios que aprobaron tales pagos”.

 

“NO TENGO DEUDA”
Sin embargo, la Contraloría no lo dio todo por perdido, ya que instruyó a la municipalidad que “deberá adoptar las medidas que en derecho procedan a fin de hacer efectiva la responsabilidad contractual a que haya lugar”. Esa conclusión motivó la presentación de la demanda, por cuanto, el municipio sostiene allí que “el deudor no ha reconocido su deuda ni menos la ha solucionado”.
En términos prácticos, el Juzgado de Letras de San Javier programó una primera audiencia para el jueves 4 de octubre pasado, pero ante la observación del abogado del municipio linarense de que no se había notificado al demandado, el tribunal reprogramó la audiencia para el miércoles 31 de octubre. Al respecto, ayer no hubo comentarios de parte del alcalde de Linares, pero el consejero Bravo respondió a la demanda civil.


“No tengo ninguna información oficial. Ninguna. Solamente un aviso donde me indican que en el año 2013, cuando yo hice una asesoría por cuatro años en el departamento comunal de salud de Linares, la Contraloría habría objetado alrededor de tres o cuatro boletas. Eso es del 2013, es decir, está prescrito administrativamente. Y me entero recién ahora que hay una demanda de parte del municipio. A la audiencia judicial por supuesto que voy a asistir, porque uno tiene que cumplir con la ley y dar la cara”, afirmó.


Edgardo Bravo precisó que “no tengo más información, ni siquiera qué boletas pudo haber objetado la Contraloría y cuál es la razón. Me están citando a reconocer la deuda. Obviamente que no lo voy a hacer, porque no tengo deuda con la municipalidad de Linares. Si la Contraloría encontró algo, yo nunca tuve conocimiento. Me voy a informar primero de qué se trata todo esto”.

 

Hernán Espinoza/
Anaís Duque

LOS MAS VISTO