Grave incidente ocurrió en la madrugada

Padre e hijo imputados por daños y amenazas en el Casino de Talca

Manuel Gómez Díaz y Manuel Gómez Roco no podrán ingresar a ningún otro recinto de juegos que está supervisado por la Superintendencia de Casinos.

28 Diciembre 2018   4521   Policial   Diario El Centro
Padre e hijo imputados por daños y amenazas en el Casino de Talca

TALCA.- “Yo estoy operado y he tenido siete infartos. Yo perdí el control del vehículo. Yo me iba. Me dio una descompensación y mi hijo trató de accionar el cambio. Por eso, el auto iba para adelante y para atrás. Al reventar el vidrio, a nosotros nos pegaron. Yo no pensé jamás que ellos me iban a romper todos los vidrios del Volvo. Mi auto estaba nuevo y valía 25 millones. Además, los guardias nos sacaron la cresta”.


Con estas palabras, Manuel Gómez Díaz, de 58 años y jefe de un local de respuestos, intentó explicar -a la salida del Juzgado de Garantía de esta ciudad- los hechos ocurridos en la madrugada de ayer en el Casino Talca, que le significaron ser detenido -junto a su hijo- por personal de Carabineros, además de enfrentar una formalización por los delitos de daños, amenazas y conducción en estado de ebriedad.
Gómez Díaz, junto a Manuel Gómez Roco, de 29 años y profesor de educación física, quedaron ambos con tres medidas cautelares de arraigo nacional, firma semanal ante Carabineros y prohibición de ingresar a cualquier recinto de juegos a nivel nacional que esté supervisado por la Superintendencia de Casinos. El plazo de la investigación será de tres meses.

 

FORMALIZACIÓN
En la audiencia judicial, la fiscal, Gabriela Vargas, explicó que ambos imputados “son clientes habituales del Casino Talca” y que también son conocidos como “conflictivos cuando se encuentran bajo la influencia del alcohol”. Precisó que, en ese contexto, a las 03.00 horas de ayer, ambos detenidos ingresaron al recinto de juegos ubicado en la calle 30 Oriente.
“Como a las cuatro de la mañana, el imputado, Manuel Gómez Díaz, en estado de ebriedad y ofuscado por razones que se desconocen, procedió a insultar a una de las mujeres que estaba en la barra. Un guardia intentó tranquilizarlo y se produjo un forcejeo, lanzando ambos imputados golpes a los guardias”, indicó.


La fiscal precisó que Manuel Gómez Díaz se subió al automóvil Volvo de su propiedad, con su hijo como copiloto, ingresando al interior del casino, tras derribar la mampara de vidrio y metal, colocando en peligro a las personas que se encontraban en el lugar.
“Al mismo tiempo, Manuel Gómez Roco amenazaba a las personas que iría con una pistola y los iba a hacer cagar a todos. Minutos antes, se habían escuchado disparos al exterior del casino, respecto a dos personas sospechosas que acompañaban a los imputados. Los daños ascienden a la suma de cinco millones de pesos”, dijo.

 

“SOY DIABÉTICO”
Al respecto, el propio Casino Talca emitió ayer un comunicado, señalando que “afortunadamente no hubo lesionados gracias a la intervención de personal de seguridad, que actuó para impedir que alguien saliera herido.
De acuerdo a los registros, los detenidos no registran juego durante la jornada.
Como primera medida, se instalarán segregadores antialunizaje y se evaluará el sistema integral de la seguridad del Casino”.


Por su parte y, también a la salida del tribunal, Manuel Gómez Díaz realizó una grave denuncia por un supuesto tráfico de drogas, sindicando a distintas personas como aparentes responsables. Incluso afirmó haber reclamado esta situación al jefe de los guardias del Casino y sostuvo que “ya me habían sacado dos veces por este motivo”.
“¿De qué puedo estar arrepentido? ¿De que me sacaran la cresta? Yo soy diabético y me dio una hipoglicemia. Eso fue lo que pasó. ¿Tú crees que voy a chocar mi auto que cuesta 25 millones contra una mampara de vidrio?”, dijo.

Hernán Espinoza

LOS MAS VISTO