Oficinas de Tesorería y Seguridad Pública

PDI investiga millonario robo en la municipalidad de Licantén

"Es probable que un vehículo haya estado esperando a los delincuentes", dijo el concejal, Bruno González

  2233   Policial   Mauricio Poblete
PDI investiga millonario robo en la municipalidad de Licantén

Detectives de la Brigada Investigadora de Robos (BIRO) perteneciente a la PDI de Curicó se trasladaron hoy hasta Licantén, para iniciar las diligencias respectivas que permitan dar con los delincuentes, que en horas de la noche se introdujeron al edificio del municipio de esa comuna costera de la provincia, llevándose diversas especies y un monto de dinero en efectivo.

 

El hecho quedó al descubierto en horas de la mañana, una vez que los funcionarios llegaron a sus trabajos, al inmueble principal de la municipalidad, ubicado en la calle Juan Esteban Montero, a metros de la ruta J-60, pleno centro de Licantén. Allí observaron que varias de las oficinas, entre ellas de Tesorería y de Seguridad Pública habían sido “visitadas” por desconocidos, descerrajando muebles en búsqueda de especies de valor.

 

El concejal de esa comuna, Bruno González, indicó que según la información preliminar los delincuentes lograron acceder a “cajas chicas” que estaban en algunos de los escritorios, sumando a estos dineros, algunos equipos computacionales y pantallas. “No se descarta que los individuos hayan ingresado, escalando un muro lateral al edificio, y luego esquivado las alarmas, las que pareciera no se activaron”, agregó el edil.

 

En el sitio, temprano, se constituyó personal de carabineros de la segunda comisaría de Licantén, mientras que la fiscalía de esa zona instruyó también la presencia de la BIRO de la PDI de Curicó, para realizar peritajes sobre los rastros dejados por los delincuentes y sobre las imágenes de las cámaras de seguridad. “Es probable que un vehículo haya estado esperando a los delincuentes, para llevarse los equipos que sustrajeron”, dijo González.

 

Tras las acciones investigativas se indicó que el botín logrado por los hampones, compuesto por algunos equipos computacionales, y dinero en efectivo, asciende a unos 3 millones de pesos. Una de las situaciones que llamó la atención es que nadie en el sector haya escuchado las alarmas, o que estas no se hayan activado.

LOS MAS VISTO