Así lo confirmó ayer el peritaje de autopsia

Por la espalda y con una bala asesinaron a joven de 38 años que apareció muerto en el río Claro

Familia de la víctima reiteró sus acusaciones contra los carabineros e incluso anunciaron querella, mientras la PDI y fiscalía siguen sin descartar ninguna hipótesis

27 Marzo   3736   Policial   Hernán Espinoza
Por la espalda y con una bala asesinaron a joven de 38 años que apareció muerto en el río Claro

Un paso decisivo dio ayer la investigación que busca aclarar las circunstancias en que murió el joven de 38 años, Isaac Manuel Escanilla San Martín, temporero agrícola, casado y padre de una niña de cinco años, luego que su cadáver apareciera el domingo pasado semi sumergido y desnudo en el río Claro.

 

Ver noticias relacionadas:

Autopsia confirmó homicidio de joven que apareció muerto en el río Claro

Carabineros anunció una investigación interna tras hallazgo de cadáver

"Los dos carabineros salieron persiguiendo al Isaac y se empezaron a escuchar los balazos"

 

La familia de la víctima había presentado una denuncia de presunta desgracia el viernes de la semana pasada, en la Cuarta Comisaría de Carabineros de Talca, aunque ellos sabían que se había perdido su rastro el 14 de marzo. Según un testigo clave –que habló en exclusiva con Diario El Centro- ese día Isaac escapó de un control policial.


El relato precisa que fueron dos motoristas de Carabineros quienes se les acercaron, cuando dicho testigo e Isaac bebían cervezas en las cercanías del gimnasio de la Población José Miguel Carrera. Agrega que Isaac escapó pensando que tenían una orden de detención pendiente emanada por la justicia, lo cual no era verdad.

“IMPACTO DE BALA”
Lo que sigue eran solo versiones, porque el testigo dijo haber visto a los dos motoristas policiales que salen tras el joven, quien escapa corriendo en dirección al río Claro. Luego, afirma haber escuchado disparos, más de dos o tres, en secuencias separadas. De allí se pierde el rastro de Isaac, hasta el hallazgo del cuerpo diez días después.


La familia del joven explicitó desde el primer día sus sospechas de que Isaac había sido asesinado y que, además, la responsabilidad apuntaba posiblemente a personal de Carabineros, en específico, a dos motoristas de la Cuarta Comisaría de Talca. Ayer el primer punto quedó confirmado con el resultado de la autopsia.


“La causa precisa de muerte es una lesión por impacto de bala toráxica abdominal. La persona falleció por esa herida, no tiene otras atribuible a terceras personas. Con socorros médicos oportunos igualmente no hubiese sobrevivido. La lesión es de arriba hacia abajo, de izquierda derecha y por la espalda”, dijo la fiscal, Gabriela Vargas.

“ÉL O LOS AUTORES”
La persecutora asistió ayer al examen de autopsia realizado en el Servicio Médico Legal (SML) de Talca, junto a médicos de dicha institución sanitaria y de la PDI de Santiago, además de peritos fotógrafos y químicos del Laboratorio de Criminalística (Lacrim) de Talca. La diligencia se prolongó por cerca de cuatro horas.


Gabriela Vargas se excusó de comentar otros detalles de la investigación, especialmente, si las sospechas apuntan a personal de Carabineros. Pero advirtió que “una vez que tengamos claro él o los autores, vienen diligencias más intrusivas y, probablemente, una eventual formalización de la investigación”.


Por su parte, el jefe de la Brigada de Homicidios (BH) de la PDI de Talca, comisario Iván Ortiz, precisó que “la lesión es con entrada y salida de proyectil. No encontramos nada al interior del cuerpo, por lo cual, no se va a poder realizar una pericia balística. Pero tenemos claro que no es una herida a corta distancia”.

“ÉL ME LO MATÓ”
El resultado de la autopsia motivó reacciones de familiares. “Venían carabineros motorizados y él tenía un arresto domiciliario, pero no estaba en la casa. Por eso se asustó y corrió. Y carabineros lo siguió y se escucharon los disparos. Uno lo alcanzó por la espalda, cuando iba corriendo”, dijo Marcela Fuentes, pareja de Isaac.


Agregó que “quiero justicia para él. Carabineros me dijo que no estaban autorizados para disparar y que no tenían idea de ese procedimiento. Cuando fui a poner la presunta desgracia, solamente sabían que se les había arrancado un tipo por el canal. El 16 de marzo fui a preguntar si estaba detenido y no me dijeron nada”.


“Ya no es una sospecha que lo mataron. Ahora sabemos que fue así. Él me lo mató. Y eso se va a saber. Yo tengo fe que se va a saber. Yo sé que él me lo mató. Él andaba ofreciendo plata para sacar una evidencia que supuestamente era un teléfono. Él no fue capaz de dar aviso que era un ser humano al que le disparó”, subrayó.

“FUE UN OFICIAL”
Por su parte, Isaac Escanilla, padre de la víctima, sostuvo que “los carabineros no le dispararon para amenazarlo, sino que dispararon a matar. La bala le entró por un pulmón y salió por el otro lado. Fue una sola bala, pero sabemos que ellos dispararon más tiros. Sabemos que fue él. La bala tuvo una entrada y una salida”.


“No hay duda que un funcionario de Carabineros lo mató. Él lo mató. Ellos nunca van a reconocer lo que hizo un oficial de Carabineros. Porque tengo entendido que fue un oficial el que disparó. Entonces, no van a reconocer su culpabilidad. Siempre para ellos los delincuentes son los culpables y no la policía. Pero él cometió el error”, añadió.


Escanilla destacó que “esto no va a quedar impune y va a tener que resolverse. Y el funcionario de Carabineros va a tener que pagar, igual como lo hacen los delincuentes. Después andaban ofreciendo dinero para buscar un teléfono, pero en realidad, era para ver si el cuerpo estaba por ahí enredado en el canal Baeza”.

 

LOS MAS VISTO
...
Crisis del mercado automotriz se agrava en el Maule

13 Septiembre a las 11:00   5068