La víctima fatal cambiaba el neumático de su vehículo

Por manejar ebrio y darse a la fuga imputaron a chofer que atropelló a otro conductor en la ruta

Juez de Garantía aceptó la petición de la fiscalía y decretó la prisión preventiva para el imputado, pero a solicitud de la defensa, fijó una fianza de cinco millones para que recupere la libertad.

  2522   Policial   Diario El Centro
Por manejar ebrio y darse a la fuga imputaron a chofer que atropelló a otro conductor en la ruta

TALCA.- “Mi hijo nunca quiso matar a nadie, pero también siento el dolor de la otra familia”. Con estas palabras, el padre de Rodrigo Ignacio Saldías, de 31 años, abandonó ayer el Juzgado de Garantía de Talca luego de saber que el joven había quedado en prisión preventiva en el Centro de Cumplimiento Penitenciario (CCP) de Linares.
El imputado fue detenido en la tarde del sábado, cuando personal de la SIP de la Cuarta Comisaría de Carabineros de Talca se constituyó en las oficinas del abogado, Félix Arto. Allí Rodrigo Saldías se entregó a la policía, por cuanto era buscado desde temprana hora como sospechoso de haber provocado un fatal accidente de tránsito.
Los hechos, según aclaró ayer el fiscal, Francisco Parra, en audiencia judicial, se remontan a las 05.15 horas del mismo sábado, cuando el imputado conducía una camioneta Nissan Terrano de norte a sur por la ruta Cinco Sur. El joven, oriundo de San Javier, venía acompañado por otros dos amigos, con destino a dicha comuna.

DECLARACIONES
Los testigos que viajaban en la camioneta relataron a los carabineros que estuvieron toda la noche bebiendo alcohol en distintas discotecas y locales nocturnos de Talca. La última de ellas, ubicada en la calle 30 Oriente con la Avenida San Miguel, cerró sus puertas a las 05.00 horas, por lo cual, los jóvenes emprendieron el viaje de vuelta a San Javier.
El fiscal, sobre la base de preinformes policiales, especialmente de la SIAT de Carabineros de Talca, relató que a la altura del kilómetro 259, cerca del cruce Unihue, Rodrigo Saldías perdió el control de la camioneta supuestamente debido a que conducía ebrio, mientras su copiloto y un segundo amigo dormitaban en el móvil.
Así se fue hacia la berma poniente de la ruta, donde José Patricio Carrasco González, de 41 años, le cambiaba uno de los neumáticos a su vehículo Nissan Sentra. La camioneta donde viajaban los tres amigos primero chocó al móvil estacionado y, luego, atropelló a Carrasco González, cuyo cuerpo fue arrastrado por cerca de 15 metros.

TRAUMATISMOS
El vehículo que conducía el imputado terminó cayendo a la zanja que, en ese lugar, separa la carretera con las rejas perimetrales de una empresa de lácteos. Según el peritaje del Servicio Médico Legal (SML), la víctima sufrió traumatismos en el cráneo y gran parte de su cuerpo, falleciendo de manera instantánea en el sitio del suceso.
Un acompañante de la víctima fatal también sufrió lesiones, pero de menor gravedad. Los jóvenes que viajaban con Saldías Lupas declararon a los carabineros que se fueron del lugar, supuestamente, sin saber en ese momento que había una víctima fatal, pero que al poco rato se informaron de la tragedia por los medios de comunicación.
En paralelo, la fiscalía coordinó a tres unidades especializadas para investigar los hechos, especialmente, para identificar y detener al chofer de la camioneta. Al mediodía, Saldías Lupas se entregó a carabineros en la oficina del defensor particular, donde de inmediato se le hizo un examen de alcoholemia que arrojó 0,75 gramos.

PELIGRO DE FUGA
A partir de estos antecedentes, el fiscal, Francisco Parra, presentó ayer cargos criminales contra el detenido por manejo en estado de ebriedad causando la muerte de Carrasco González, además de daños en el auto Nissan Sentra y lesiones leves en el sobreviviente. A ello se sumó haberse dado a la fuga sin auxiliar a las víctimas.
El fiscal exigió la medida cautelar de prisión preventiva por peligro para la seguridad de la sociedad, en razón de la gravedad de la pena asignada a los delitos, pero también reconociendo que el imputado no registra condenas previas. El juez, Ricardo Riquelme, accedió a esta petición, pero bajo el argumento del peligro de fuga.
Así el defensor particular solicitó, a continuación, que se fijara una fianza económica a favor de su representado, ofreciendo dos millones de pesos. El fiscal exigió que se elevara a 40 millones, pero el juez finalmente estableció el monto en cinco millones. También limitó en seis meses el plazo de cierre de la investigación.

Hernán Espinoza

LOS MAS VISTO