Sentencia del Tribunal Oral en lo Penal de Talca

Profesor condenado no podrá acercarse a menores de edad durante dos años

La pena principal es de dos años de presidio que el sentenciado cumplirá con libertad vigilada especial, como autor del grave delito de abuso sexual a una menor de 17 años que era su alumna en un colegio particular

  3458   Policial   Hernán Espinoza
Profesor condenado no podrá acercarse a menores de edad durante dos años

Sin la presencia del condenado se llevó a cabo la audiencia de lectura de sentencia decretada por los jueces de la primera sala del Tribunal Oral en lo Penal, en contra de un acusado que ejercía como profesor de ciencias en un colegio particular y cuya víctima fue una alumna de 17 años que cursaba tercer año medio.

 

El grave delito, según estableció el tribunal a partir de las pruebas expuestas por la fiscalía y la parte querellante, corresponde a un abuso sexual consumado. Los hechos -de acuerdo a la sentencia- ocurrieron el 26 de septiembre del año 2012, en uno de los laboratorios del colegio, donde el acusado llevó a la víctima.

 

Por estos hechos, la fiscalía había exigido una sanción de tres años de presidio, tras reconocer que el acusado presenta irreprochable conducta anterior. La parte querellante, en tanto, exigió cinco años de presidio efectivo, atendida una agravante de superioridad de fuerzas y la extensión del mal causado a la denunciante.

 

 

PRESIDIO MENOR

En este último punto, se fundamentó dicha hipótesis en que la joven fue amenazada por el acusado de que sería objeto de represalias si realizaba una denuncia. La presión alcanzó tal intimidación que la víctima se atrevió a relatar los graves hechos recién una vez que abandonó el colegio, tras cumplir con el ciclo educativo.

 

A esto se agrega que, a la fecha y, según acreditaron informes y peritos que declararon en el tribunal, la víctima es objeto de medidas de reparación, debido a las graves secuelas psicológicas y morales. De hecho, su declaración en el tribunal fue sin público, justamente para proteger su intimidad y evitar la revictimización.

 

Luego de descartar la hipótesis de la circunstancia agravante y evaluar todos los antecedentes, los jueces optaron por aplicar como pena principal dos años de presidio menor, en su grado medio, la cual el condenado cumplirá con la modalidad sustitutiva de libertad vigilada especial, bajo supervisión de Gendarmería.

 

 

PENAS ANEXAS

Pero no es lo único, porque el tribunal impuso como requisito que, además de cumplir con el plan de intervención que disponga el Centro de Reinserción Social (CRS), el condenado estará también sometido a la medida cautelar de prohibición de acercarse a la víctima, durante el mismo periodo de la pena sustitutiva.

 

Ala vez, los jueces dispusieron que el sentenciado quedará bajo vigilancia de la autoridad policial por diez años siguientes al cumplimiento de la pena principal, debiendo informar su domicilio cada tres meses a la unidad policial más cercana de Carabineros. Pero también se agregó una tercera pena anexa de mayor amplitud.

 

Se trata de la prohibición absoluta del condenado para ejercer en el ámbito educacional o que involucre una relación directa y habitual con menores de edad, por el mismo periodo de dos años. Un dato relevante es que, a la fecha, el acusado realiza clases en un preuniversitario de Talca, luego de ser despedido del colegio particular.

LOS MAS VISTO
...
Dos días de paro convocan los docentes en el Maule

10 Noviembre a las 08:00   5487