Con la presentación de tres “excepciones dilatorias”

SSM contraatacó a demanda de empresa que reconstruyó el hospital de Talca

Acción legal obligó al Primer Juzgado a abrir un segundo cuaderno anexo al expediente principal. En el primero se tramita una solicitud de medida precautoria del demandante que fue rechazada por el mismo tribunal

23 Abril 2018   3335   Policial   Diario El Centro
SSM contraatacó a demanda de empresa que reconstruyó el hospital de Talca

TALCA.- Mientras el Consejo de Defensa del Estado (CDE) aún no resuelve si representará o no a la parte demandada, el Servicio de Salud del Maule (SSM) contraatacó a la multimillonaria demanda que presentó en su contra el consorcio empresarial que reconstruyó el Hospital Regional de Talca (HRT) tras el terremoto del 27/F.
Así el Primer Juzgado de Letras de Talca debió abrir un segundo cuaderno, anexo al expediente principal, caratulado como “excepciones dilatorias”. Se trata –en términos simples- de un complejo instrumento jurídico que tiene por objetivo obligar a la parte demandante a corregir supuestos errores de forma y fondo en una demanda.


Cabe recordar que el mismo tribunal ya había abierto un primer cuaderno anexo, pero a solicitud de la parte demandante, referida a una medida precautoria que buscaba paralizar los efectos prácticos de la resolución número 121 fechada el 20 de diciembre del 2017 decretada por el SSM para cobrar la boleta de garantía del proyecto.


PRECAUTORIA RECHAZADA
La petición fue rechazada por el juzgado, por cuanto un informe de réplica evacuado por el SSM fue lapidario al aclarar que la citada resolución 121 fue dejada sin efecto por esta institución, con fecha 9 de abril del presente año, luego de acoger un recurso de reposición administrativo presentado por la misma parte demandante.
Pero el SSM fue aún más allá y, adelantando uno de los aspectos de su informe de réplica a la demanda principal, argumentó que luego de acoger la reposición, abrió un expediente administrativo y convocó a la parte demandante a presentar reparos y observaciones al informe técnico que fundamentó el decreto revocado.
Dicho procedimiento administrativo, además, se encuentra en trámite. Quizás con el impulso de este primer “triunfo” contra la parte demandante, el SSM decidió presentar las “excepciones dilatorias” y no esperar a que el CDE resuelva si va o no a representar a la autoridad sanitaria en el juicio civil con el consorcio empresarial.

 

“INEPTITUD DEL LIBELO”
Dicho escrito -firmado por las abogadas, María Pilar Matus y María Carolina Martínez- sostiene principalmente que existirían dos aspectos fallidos en la demanda principal: primero la “ineptitud del libelo por falta de algún requisito legal en el modo de presentar la demanda” y, en segundo lugar, por una “corrección del procedimiento”.
En el primer punto, el SSM plantea que esta causal se subdivide en dos aspectos: primero en “imprecisiones” en la demanda principal que podrían incidir tanto en la respuesta de fondo que debe elaborar esta misma institución, como en los “puntos de prueba” que debe fijar el tribunal antes de recibir los antecedentes probatorios.
“La congruencia en los hechos es necesaria para una adecuada defensa”, indica el SSM, añadiendo que “lo anterior no es menor, teniendo en consideración la cuantía de esta demanda y que resulta imprescindible para la defensa, que se definan los supuestos incumplimientos en que habría incurrido el Servicio”.

 

“QUE EL TRIBUNAL SE INHIBA”
Pero no es lo único, porque agrega que la parte demandante debería precisar y aclarar a qué se refiere con los perjuicios de “pérdida de productividad” en que fundamenta parte esencial de la demanda principal y que valoriza en la suma de 11 mil 323 millones de pesos, como parte del reclamo por supuesto daño emergente.
Y en cuanto a la “corrección del procedimiento”, el SSM sostiene que cuando el demandante presentó su reposición al decreto que resolvió el cobro de la garantía y, además, ello fue acogido dando paso a que dicha parte presentara sus observaciones, entonces incurrió en la “suspensión legal” de acudir a un tribunal de justicia.
“Por encontrarse en tramitación la reclamación presentada por la demandante (…) es necesario corregir el procedimiento, y que el tribunal se inhiba de seguir conociendo de la demanda debido a que se ha deducido en vía jurisdiccional aquello que se está conociendo en sede administrativa”, concluye el escrito.


Hernán Espinoza

LOS MAS VISTO