Adiós a la casa propia

12 Septiembre a las 00:01   2186   Cartas al Director   Salvador López Mella

Señor Director, en un país donde el crecimiento de la vivienda se sostiene en un 4,7% anual mientras que los sueldos sostienen un crecimiento de tan solo un 0,8% anual real; en un país donde el sueldo promedio no supera los 700.000 mil pesos representando al 70% de la población económicamente activa; en un país donde el modelo de renta residencial como nueva iniciativa inmobiliaria, muy similar a los famosos “gettos verticales” como propuesta arquitectónica ha transformando con mayor fuerza la idea de la casa propia como un instrumento inversión; y en un país donde cada vez más el Estado y todas sus instituciones se desligan de sus roles fundamentales, absorbidos por la tentativa de un próspero mercado para pocos pero suficiente para muchos; como simples ciudadanos, debemos hacer vista gorda, pagar nuestro canon arriendo y decir: “Adiós a la casa propia”.