Normalidad

13 Agosto a las 00:02   1816   Cartas al Director   José Luis Hernández Vidal

El caso ESSAL muestra como los políticos de derecha son con frecuencia verdugos de las ideas de derecha.
En ESSAL renuncian los principales miembros de la cadena de mando. Sin embargo, en el Gobierno nada se dice sobre la permanencia del Superintendente (s) ni se asume responsabilidad alguna por demorar tanto en tener en funciones a un Superintendente titular. Al parecer, en este caso de una empresa privada regulada por un regulador estatal, la única que falló rotundamente fue la empresa privada. El regulador estatal está funcionando normalmente y sin novedad.
Entonces es razonable preguntarse: Para que todo funcione bien, ¿por qué no reestatizamos ESSAL y otras empresas?