Fue dado de baja tras ser detenido por el OS-7

A la cárcel excabo primero de Carabineros por tráfico de cocaína

Escuchas telefónicas fueron claves para el éxito de la investigación coordinada por la fiscalía de Linares

08 Agosto a las 11:30   1085   Crónica   César Hormazábal
A la cárcel excabo primero de Carabineros por tráfico de cocaína

Recluido en la cárcel de Linares e imputado por el delito de tráfico de drogas, quedó ayer el excabo primero de Carabineros, Iván Andrés Arriagada Martínez.


Dicha persona fue detenida en el marco de un operativo antidrogas a cargo del OS-7 de Carabineros Maule, en coordinación la fiscalía de Linares, durante la noche del martes último a la altura del kilómetro cuatro de la ruta que une a Linares con la comuna de Colbún.
El excabo primero cumplía funciones en el Retén Fronterizo de Pirehueico, en la comuna de Panguipulli, en la provincia de Valdivia, Región de Los Ríos.


En la audiencia de control de la detención que presidió la juez, Evelyn Pérez, del Juzgado de Garantía de Linares, la fiscalía sostuvo que el exuniformado venía traficando cocaína desde hace un tiempo a la fecha. El fiscal, Claudio del Pino, leyó tres de un total importante, de escuchas telefónicas, donde se establecen las conexiones del imputado con distintos adictos a la cocaína.

 

A LA JUSTICIA
Además, se estableció que en el control vehicular se le decomisaron a Iván Arriagada un total de 87.5 gramos de clorhidrato de cocaína, junto a una balanza digital para la dosificación de la droga, un teléfono celular y 24 mil pesos en dinero en efectivo.
Por su parte, el abogado, Francisco Diaz, de la Defensoría Penal Pública, planteó la necesidad de cambiar la tipificación del delito a tráfico de drogas en pequeñas cantidades, lo que no fue acogido por el tribunal. La jueza acogió la petición de prisión preventiva contra el exuniformado y, además de calificar su libertad como un peligro para la seguridad de la sociedad, estableció tres meses para el cierre de las indagaciones.
En la sala de audiencias, el imputado se mostró muy nervioso y tenso. Constantemente habló con su abogado defensor. Según la fiscalía, arriesga una pena que bordea los 10 años de cárcel, aunque se reconoció que no registra condenas anteriores. A la comuna de Colbún –aseguró- viajó para ver a su hijo. Las diligencias por este caso siguen y, tanto la fiscalía como las unidades especializadas de Carabineros, siguen trabajando.

LOS MAS VISTO