Dos enfermeras acusaron de acoso laboral a ex jefe del programa

Continúan las cardiocirugías en el Hospital de Talca tras conflicto en el equipo

08 Agosto a las 09:00   2421   Crónica   Karin Lillo
Continúan las cardiocirugías en el Hospital de Talca tras conflicto en el equipo

En abril pasado quedó en evidencia un conflicto interno en el Hospital Regional de Talca (HRT) que afectó a uno de los servicios más relevantes del recinto asistencial, las cardiocirugías. El nuevo programa macro zona (Región del Maule y O’Higgins) tuvo que ser suspendido por unos meses, tras una denuncia por acoso laboral interpuesta por dos miembros del equipo médico, específicamente dos enfermeras perfusionistas, quienes afirmaron haber sido acosadas laboralmente por el ex jefe de cardiocirugía, doctor Ramón Celedón.


A raíz de ese hecho, se inició un sumario al interior del hospital, las profesionales presentaron licencia médica y, paralelamente, el cardiólogo presentó una querella en contra de las enfermeras por poner en riesgo la vida de los pacientes que requerían cardiocirugía, pues el programa tuvo que interrumpirse.
El problema anterior habría trascendido hasta la subdirección del hospital, ya que el ex director del Servicio de Salud Maule, Max Aguilar, le solicitó la renuncia no voluntaria a la doctora Teresa Brito Obreque, justificando problemas de gestión.


¿EN QUÉ ESTÁ EL PROGRAMA HOY?
Lejos del conflicto interno mencionado anteriormente, el nuevo coordinador de Cardiocirugía del hospital, doctor Sergio Latrach, afirmó que hoy el programa de cirugía cardíaca “está avanzando, con claro aumento en la complejidad de las cirugías que se han resuelto, y atendiendo tanto a población de la Región del Maule, como de la Región de O’Higgins. Para este año se programó resolver alrededor de 100 cirugías, tanto de enfermedad coronaria como enfermedades de las válvulas cardíacas. De hecho, se han resuelto pacientes que se debían operar ambas patologías al mismo tiempo”.
Añadió que el programa partió en octubre del 2016, año en que se operaron ocho pacientes. “A la fecha 183 pacientes se han resuelto en Talca, y este año, desde el reinicio del programa, se han operado 38 pacientes, dentro de los cuales destacan cirugías de alta complejidad y dificultad técnica. De igual modo, el estado de los pacientes resueltos es cada vez más complicado por el estado de su patología cardíaca, como todas las enfermedades concomitantes. Se resuelven cerca de tres o cuatro pacientes a la semana, cada cirugía cardiaca dura al menos cinco o seis horas, por lo cual se programa un paciente diario”.

 

EQUIPO MÉDICO
Según explicó el coordinador, el equipo es fundamentalmente local en la actualidad: dos cirujanos cardíacos, dos anestesiólogos cardiovasculares, un perfusionista, personal de enfermería y arsenalería del HRT. Sólo un día a la semana concurre un cirujano cardíaco de Santiago, día en el cual se programan los pacientes más complejos.
“Se ha logrado retomar el quehacer quirúrgico, principal objetivo de nuestra institución, cual es resolver los problemas de salud de los pacientes de la Región del Maule, y en este caso de cirugía cardíaca, asumir la responsabilidad de cooperar en la solución de problemas sanitarios de la Región de O’Higgins”, señaló Latrach.

 

DESAFÍOS
Sobre los principales desafíos del programa, aclaró que apuntan a “continuar cumpliendo el programa trazado, que se ha ido haciendo paso a paso. El primero era iniciar la cirugía cardíaca en Talca para los maulinos, iniciamos con cirugías electivas de complejidad mediana los dos primeros años. Este 2019 el objetivo es aumentar la complejidad de los casos resueltos, pero aún con cirugía electiva o de urgencia en horario hábil”. Así como aumentar cobertura, subiendo el número de cirugías sustancialmente, “para dar satisfacción a la gran demanda de ambas regiones, y mantener la alta complejidad de resolución actual. Y por otro lado ser capaces de resolver las urgencias generadas en todo horario, para lo cual, sin duda, requerimos de mayor recurso humano especializado, tanto profesional médico y enfermería, como técnico-paramédico”, agregó.
Para lo anterior, el especialista sostuvo que se inició la formación de otro enfermero en perfusión, siendo la idea llegar a formar seis en total, para dar satisfacción a la alta demanda de sus servicios que se generará al aumentar las cirugías cardíacas de urgencia y alta complejidad. Aunque, enfatizó que de igual modo se requerirá mayor número de anestesiólogos cardiovasculares y cirujanos cardíacos.

LOS MAS VISTO