Por incumplimiento al decreto 114/2005

Fiscalización previa al Día del Niño dejó cinco locales con observaciones y uno con sumario sanitario

La autoridad realizó un llamado a que los consumidores verifiquen si los productos cuentan con etiquetado y rotulado en español.

09 Agosto a las 09:30   665   Crónica   Karin Lillo
Fiscalización previa al Día del Niño dejó cinco locales con observaciones y uno con sumario sanitario

Este domingo es el Día del Niño, una fecha más comercial que otra cosa, pero, sin duda, cada vez está pegando más fuerte en el país, ya que es cosa de mirar cómo el retail se prepara para ofrecer todas las novedades, algo similar a lo que ocurre en Navidad.


Es en este contexto que la Seremi de Salud realizó una fiscalización a los locales comerciales que cuentan con juguetes, y de 25 lugares revisados, cinco quedaron con observaciones y uno con sumario sanitario por incumplimiento al Decreto 114/2005.


El primer lugar revisado en la jornada de ayer fue Falabella, el cual quedó con sumario sanitario.
“Quedó con sumario sanitario por incumplimiento al Decreto 114, que es el que regula la Ley de Etiquetado de los Juguetes, que es súper específica, donde debe decir la edad para la cual está recomendado, si existe algún peligro, si es inflamable, si debe ser supervisado por algún adulto, y todo eso debe estar en español. Hubo una marca en una gran tienda que no cumplía con la ley, y por lo cual va a quedar con sumario sanitario”, señaló la autoridad.


Al respecto, Falabella emitió un breve comunicado donde señaló que “tras la inspección de la Seremi de Salud realizada en nuestra tienda Falabella de Talca retiramos de inmediato el producto, correspondiente a un solo proveedor, con el fin de cumplir con la rotulación exigida por la autoridad. Se trata de una situación puntual que ya fue corregida”.

 

CONTINUARÁ…
A medida que se acerca el Día del Niño las ventas aumentarán, por ello la seremía fue enfática en señalar que continuarán las fiscalizaciones al rubro, ya que se debe supervigilar que los productos no sean dañinos para la salud de los menores.
“Aumentarán las fiscalizaciones, pero siempre hacemos el llamado a los papás, que son los primeros fiscalizadores, a fijarse muy bien, comprar siempre los juguetes en comercios establecidos y fijarse que el etiquetado cumpla con la normativa, que esté en español y asegurarse que no sea peligroso para sus hijos, dependiendo de la edad que ellos tengan”, sostuvo Durán.


La norma, de hecho, señala que “los juguetes deberán ser diseñados y fabricados de forma que su ingestión, inhalación, contacto con la piel, las mucosas o los ojos, no represente riesgos para la salud o peligro de lesiones corporales cuando se utilicen de acuerdo a su destino normal conforme a su uso previsible por el comportamiento habitual de los niños”, esto en el ámbito químico del producto.
Se añade que “los juguetes que se importen al país deberán venir acompañados de una certificación del país de origen, en la que conste que el contenido de los elementos químicos indicados en este artículo, no sobrepasan los límites de biodisponibilidad diaria que a cada uno de ellos se les fija. Dicho certificado debe sustentarse en el análisis químico de los productos”, por ello es habitual que las importadoras siempre sean fiscalizadas.

LOS MAS VISTO