Se aproxima una amplia intervención en el lugar

La nueva cara que tendrá el borde río Claro

En diciembre podrían comenzar los trabajos de la primera etapa que mejorará la zona más concurrida actualmente en el balneario, dotando de mayor seguridad e implementando condiciones que refuercen el carácter recreacional que busquen sacar provecho al entorno natural que entrega el cauce que bordea a la ciudad.

  6568   Crónica   Claudio Rojas
La nueva cara que tendrá el borde río Claro

Se aproximan las Fiestas Patrias y miles de familias talquinas concurrirán a disfrutar de las ramadas que, tradicionalmente, se instalan al final de la Alameda Bernardo O\'Higgins, en el acceso al balneario del río Claro, una zona que prontamente verá cambiada gran parte de su fisonomía con la intervención que en el lugar se llevará cabo.

 


Un punto de encuentro regular de los talquinos en épocas festivas. Así, es común ver grupos familiares o de amigos compartiendo en la zona de los quinchos o paseando por la ribera oriente del río Claro. Los paseos en bote también son parte del panorama.

 


No obstante, todo este cuadro descrito pretende ser mejorado con la construcción de un nuevo parque urbano para la ciudad de Talca, esta vez, aprovechando el entorno natural que brindan las riberas del cauce.

 

Pero la intervención no solamente obedece a seguir impulsando ese carácter de punto de encuentro y esparcimiento de los talquinos, sino que es porque, además, la zona se encuentra con un importante deterioro de su infraestructura y posee grandes áreas desaprovechadas o mal utilizadas, generando zonas inseguras que incitan actos de delincuencia.

 


INTERVENCIÓN
Ta como se señaló hace algunos días con la visita del ministro de Vivienda y Urbanismo, Cristian Monckeberg, el proyecto integral se desarrollará en dos etapas. La concurrencia del secretario de Estado tuvo que ver con el anuncio del pronto inicio de trabajo de la primera fase, proyectado para el mes de diciembre del presente año.

 


Esto quiere decir que prontamente comenzarán a verse los primeros cambios, desde el acceso al balneario del borde río Claro por la Alameda. Esta fase contempla también el mejoramiento de la zona de quinchos existente. Es decir, se habla de intervenir una superficie aproximada de 2,6 hectáreas.

 


En dicha zona se proyectarán espacios recreativos como juegos infantiles, una ciclovía, un anfiteatro al aire libre, poniendo en valor el llamado bosque de eucaliptus, mejorando el lugar donde se encuentran los quinchos.

 


Para esta intervención inicial se habla de una inversión aproximada de 1.300 millones de pesos.

 

 

DEL 2020 EN ADELANTE
Culminada la etapa anterior, para el inicio de la próxima década es posible que los talquinos ya estén disfrutando de una remozada área del balneario del borde río Claro, al menos, en el sector que suele ser el más concurrido actualmente por las personas.

 


La segunda etapa de la intervención habla más de la habilitación de áreas subutilizadas actualmente. Para ello, en marzo del 2020 debería concluir el diseño de esta fase que involucrará aproximadamente seis hectáreas, contemplando una zona de juegos vinculada al bosque de eucaliptus, juegos de agua, un circuito canino, circuito de ciclovía y trote, plazas para la instalación de locales comerciales, área deportiva y una estructura de muelle flotante para las actividades turísticas y deportivas que se desarrollan en el río Claro.

 


Si todo marcha en los plazos estimados, el primer trimestre del 2021 partirían las obras.

 


Contemplando el proyecto completo, tanto en el nivel central del Ministerio de Vivienda y Urbanismo, como en el municipio de Talca, el borde río Claro será el parque urbano más importante de la capital maulina, tanto por su extensión como por la inversión total proyectada, estimada en 10 mil millones de pesos.

LOS MAS VISTO