El sanjavierino buscará lucir en una prueba de alta exigencia

“Expreso de Bobadilla” cuenta las horas para competir en Mundial de triatlón y así defender a Chile

Marcelo Troncoso viajó con anticipación a Europa para aclimatarse a las altas temperaturas que se encontrará este domingo en Niza, Francia. Por estos días, entrena en lslas Canarias en la previa a esta experiencia internacional

02 Septiembre a las 10:00   888   Deportes   Diario El Centro
“Expreso de Bobadilla” cuenta las horas para competir en Mundial de triatlón y así defender a Chile

Con la necesidad de escapar del frío y las malas condiciones que tenía para entrenar producto del factor climático, el destacado triatleta oriundo de Bobadilla, San Javier, Marcelo Troncoso Silva viajó hasta Tenerife, Islas Canarias, en España, para preparar el gran desafío que se le viene, que es ser parte del Mundial de la especialidad, a desarrollarse este domingo 8 de septiembre en Niza, Francia.

 
Hasta territorio francés se trasladará la elite del triatlón, por lo que será una gran experiencia para este maulino de 24 años, quien ha venido trabajando de manera rigurosa y seria para alcanzar sus metas trazadas.

 
“No me valía tener coraje y ser valiente para entrenar con lluvia y frío debido al riesgo de enfermarme y también de tener algún accidente entrenando, dadas las condiciones y la neblina, sumado a eso la imprudencia de algunos conductores. Estuve muchas veces al límite”, comentó desde Europa el “Expreso de Bobadilla”.

  

FUNDAMENTAL
De hecho, sostuvo que el esfuerzo y el sacrificio es fundamental para lograr el éxito. “Para poder entrenar natación me levantaba a las 5.00 horas y me iba a la piscina a entrenar con el gran entrenador Ricardo González en la UCM. Acá en Tenerife es verano, está todo para entrenar de manera profesional. En el Mundial, las condiciones serán similares, con mucho calor, humedad, montaña y deportistas de buen nivel”.

 
A la cita planetaria clasificó tras conseguir el primer lugar en el Ironman 70.3 de Coquimbo, en octubre del 2018. Logró subirse a lo más alto del podio en el puerto pirata, en gran medida, a su preparación, que también fue en España.

 
Marcelo recordó que para el anterior Mundial, “estuve dos meses entrenando, luego de ganar el Ironman 70.3 de Astana, en Kazajistán, el cual me daba un cupo para el Mundial de Sudáfrica, pero lamentablemente por falta de recursos y apoyo, quedé sin viajar”.

 
Del por qué viaja al Viejo Continente, la respuesta es que en Islas Canarias vive otro maulino, más bien sanjavierino, Ángelo Hettich, quien hace más de 20 años está radicado junto a sus hijos y su esposa Iris.

 

“Estoy muy agradecido, a ellos les debo muchísimo, ya que me he sentido como en mi casa. Todos sabemos lo caro que es este deporte, no solo las competencias sino el material de competencia que se requiere”, puntualizó.

 
Este Mundial es 70.3, lo que quiere decir la cantidad de millas acumuladas en las distintas disciplinas en competencia, lo que sería 1.2 millas (1.9 kms.) de natación, 56 millas (90 kms.) de ciclismo y 13.1 millas (21.1 kms.) de corrida.

  

¿Cómo llega a este Mundial?
“Al Mundial de Niza llego con muchas expectativas y ganas de reflejar todo el trabajo duro que llevo desarrollando en España durante casi un mes. Los datos de los entrenamientos me hacen muchísima ilusión de conseguir algo bueno. Cuando dejas de necesitar la suerte, solo necesitas poder hacer lo que llevas preparado. Sí, soy consciente que a un Mundial van los mejores y, tener la oportunidad de estar ahí, ya es un logro. Ese día es clave conectar bien la cabeza con las piernas”.

  

¿Cuáles son las aspiraciones de cara a este certamen en Niza?
“Mi mayor ilusión es poder demostrar el trabajo que llevo en Islas Canarias y no tener ningún problema en el circuito de bicicleta, donde subiremos y bajaremos, en el “Col`de vence” (puerto de montaña del Tour de Francia). Lo que se ha esforzado cada persona, de seguro la misma carrera lo situará en el lugar que a uno le pertenece”.

 

¿En qué momento de su carrera deportiva está?
“Estoy haciendo mi base para mi futuro, tengo muchos años por delante, considerando que mi peak, como triatleta de larga distancia, lo puedo conseguir, incluso, sobre los 30 años. Para lo cual debo buscar los mecanismos de financiamiento para mi carrera deportiva, que es lo más difícil. Si bien tengo muchas competencias ganadas en Chile y unas cuantas fuera del país, aún estoy en pleno desarrollo y soy un novato. Lo que he conseguido es una anécdota, mi proyecto es a largo plazo y sé que voy por el camino correcto”.

  

¿Cuál es el balance de este 2019?
“Estoy feliz, porque fue el reflejo de lo trabajado en 2018, donde deportivamente obtuve muchos logros, los que, sin duda, me motiva a seguir entrenando. También terminé la universidad, lo que me dio más tiempo para entrenar de una manera profesional. Hasta ahora, solo hice un par de carreras claves en el año, ya que también mis energías y mi motivación estaban puestas en abrir el primer equipo de triatlón de la región. Ha sido todo un éxito, el equipo se llama “Tri Power Maule”, ya llevamos tres meses y estamos muy felices de lo que hemos avanzado. El equipo ha ido creciendo y espero que, en un tiempo no muy lejano, sea un elenco competitivo a nivel nacional e internacional”.

 

¿Qué aspectos cree que debe mejorar?
“Debo dar pasos más agigantados en mi preparación, el estar en España es uno de ellos, pero es esporádico, lo hago porque me recibe Ángelo Hettich, uno de mis mentores en el triatlón. Si pudiera tener la confianza y las espaldas de poder hacerlo una o dos veces al año, complementarlo con entrenamientos en altura, sería otra la historia y mis resultados deportivos mejorarían aún más de forma muy rápida. Ya vi que la natación la podía mejorar y lo hice bastante bien en la última competencia que fui. Se trató del Atacama Valley, un medio Ironman donde gané de punta a punta, saliendo primero del agua y eso es gracias a mi esfuerzo y a Ricardo González, quien me ayuda a mejorar mi natación en Chile”.

 
¿Qué viene para lo que queda de temporada?
“Después del Mundial, voy a competir en el Ironman 70.3 de Coquimbo, Triatlón de Valdivia, Triatlón de Quillón y, a fin de año, espero hacer una o dos competencias fuera de Chile. Voy a estar en el triatlón de Rapel, acompañando a los debutantes de mi equipo. Luego voy a seguir entrenando para los primeros meses del 2020, donde espero competir en carreras de nivel internacional”.

 

¿Cómo conseguiste recursos para poder viajar?
“Primero estoy acá gracias a la acogida que me da Ángelo Hettich. Todos sabemos lo caro que es este deporte, no solo las competencias sino el material de competencia que se requiere. De manera particular, postulé a un proyecto en calidad de deportista de nivel internacional, al 2% del Gobierno Regional para costear algunos gastos del viaje y material deportivo, el cual fue aceptado, gracias al apoyo muy importante que me dio la consejera regional Cecilia Parham, desde ya hace más de un año, cuando conoció mi caso de quedar fuera del Mundial pasado por recursos y el intendente de la región Pablo Milad, quien recordemos es profesor de Educación Física igual que yo, por ende su relación con el deporte no es lejana. Espero darle continuidad a este apoyo y poder tener una estabilidad de un año para otro, aunque sea, ya que hasta ahora hemos ido haciendo lo que el dinero nos va alcanzando. Dos años también obtuve proyectos de asignación directa con el Instituto Nacional de Deporte en Talca, pero no tuvo continuidad, la respuesta fue; “no es relevante, ya que no está dentro de los deportes priorizados en la región en cuanto al nivel competitivo, además no existe masificación de este deporte en la región”.

  

¿Qué tal es la práctica de este deporte en la zona?
“Nivel hay. Yo he clasificado a ocho Mundiales de triatlón (dos Toughman, tres Ironman 70.3, dos de larga distancia y uno de la franquicia Challenge (cuando quedé cuarto en Alemania el año pasado). Estoy luchando por darle una masificación y darle la oportunidad a la gente que quiere conocer este deporte que parece tan lejano y tan difícil. Tengo fe en que el Instituto Nacional de Deporte del Maule, al menos, nos ayude con el primer equipo de triatlón. Todo quienes quieran ser parte de mi carrera deportiva como patrocinadores o auspiciadores se les agradecería muchísimo, ya que es la única forma que tengo de poder competir, me pueden buscar en las redes sociales (Romario.ts en instagram y Marcelo Troncoso Silva en Facebook y mi mail marcelo.troncoso.sva@gmail.com)”.

 

¿En qué va su Club de triatlón?
“Como somos el primer equipo de triatlón especializado del Maule, ha sido todo un desafío, pero me ha impresionado el interés que hay en la región, especialmente en Talca y la fuerza que tiene el Ironman de Pucón. Ya que es uno de los mayores desafíos para quienes se van uniendo. Tenemos un grupo sólido, con gente que viene de algunos deportes, otros que se han potenciado como triatletas, la mayoría que son debutantes. Han avanzado muy rápido y, después de tres meses de entrenamiento, la mayoría de los debutantes lo hará ahora en septiembre en el triatlón de Rapel, otros siguen preparándose para el Ironman de Pucón y, los que solo hacen running, se preparan para maratones y corridas populares. Si bien somos un equipo de triatlón, también entrenamos y potenciamos deportes de forma individual como lo es el running, ciclismo, natación, acondicionamiento físico. Acá es donde nos motiva muchísimo ver que gente que partió con solo running o acondicionamiento físico, en poco tiempo, se pasa directamente a entrenar triatlón y plantearse objetivos personales”.

 

¿Cuál es la clave para internacionalizar su carrera?
“El tener apoyo económico que me permita programarme al menos dentro de un año con las preparaciones y carreras que voy hacer. Por ahora, voy compitiendo según lo que alcanza del bolsillo, no tengo la capacidad de elegir donde competir. Muchas veces me regalan la inscripción con una semana de anticipación, como fue en mis últimas dos carreras, el pasado triatlón Rotary de Valdivia, donde viajé a última hora y fui segundo y el Atacama Valley, donde logré ganar. El año pasado corrí el medio Ironman de Kazajistán, el que gané y clasifiqué al Mundial. A la semana siguiente corrí la mejor carrera del mundo, que es el Challenge Roth distancia full Ironman, allí quedé cuarto AG, tras haberme caído en bicicleta y romperla. Señalo estas competencias como ejemplo, ya que todo esto lo preparé dentro de 28 días”.

 

ANHELO
El anhelo del deportista de la región es dejar en alto el nombre de Chile a nivel internacional, por eso su preparación ha sido a la altura de esta cita. Debido a su corta edad, se proyecta como una de las grandes cartas del país.

LOS MAS VISTO
...
Crisis del mercado automotriz se agrava en el Maule

13 Septiembre a las 11:00   5212