ICE Maule continua en caída libre

Confianza empresarial cae a pesimista por primera vez

Dirigentes gremiales discrepan respecto a la proyección de este indicador en el corto o mediano plazo

22 Agosto   765   Economía   Michel Hechavarria
Confianza empresarial cae a pesimista por primera vez

Por primera vez desde que comenzó sus mediciones, el Índice de Confianza Empresarial (ICE Maule) arrojó una percepción negativa de la proyección económica a nivel regional, tras posicionarse como “levemente pesimista” durante el mes de julio, según el informe elaborado por la Universidad Autónoma de Chile y la Asociación de Industriales del Centro (Asicent).


De esta forma, la percepción del empresariado regional en torno a su quehacer productivo experimentó una contracción de 5,8 puntos en su variación mensual, mientras que –en la perspectiva de los últimos 12 meses- la caída es todavía mayor de 39 puntos. Pese a ello, el promedio del último trimestre móvil de este indicador aún conserva una postura “neutral”.
Fueron precisamente los sectores de la industria y el comercio los que más incidieron en la caída al pesimismo del ICE Maule, durante julio, al restar en sus mediciones 12 y 10 puntos, respectivamente, lo que provocó que ambos rubros retrocedieran un nivel, situándose en zonas levemente pesimistas y neutrales, en cada uno de estos casos.

 

INDUSTRIA Y COMERCIO
El pesimismo entre los empresarios industriales se generó –principalmente- por una menor confianza respecto a la demanda nacional de sus productos y los niveles de inventario. Por su parte, el comercio retrocedió debido a un mayor pesimismo sobre la demanda y, además, la situación general del sector en los próximos tres meses.
En el caso de la agricultura y las finanzas, ambos sectores no registraron síntomas de mejoría, ya que se mantuvieron en un nivel “levemente pesimista”. Así el empresariado de la construcción es el único que mantiene una visión positiva del escenario actual, al registrar una calificación de “leve optimismo”.
Y, como una paradoja, el sector financiero aumentó su optimismo respecto de la situación general de la economía y del negocio, aunque retrocedió su percepción respecto de la demanda nacional. En el rubro agrícola se observó un mayor pesimismo respecto de la demanda, contrarrestado por un mayor optimismo respecto de la situación general de la economía.

 

PERCEPCIONES
El nivel de inventario fue la percepción que más retrocedió en esta ultima evaluación, al pasar de un estado optimista a pesimista, decayendo un par de niveles, con 16 puntos menos en su medición.
Por su parte, la demanda nacional decayó un nivel, abandonando su “neutralidad” y asumiendo el pesimismo que impera dentro de las apreciaciones generales de la economía en la región.
Entre tanto, la percepción relativa al número de trabajadores avanzó a “levemente optimista”, mientras que las proyecciones de la economía, del negocio y del precio de los insumos, mantuvieron su “neutralidad”.

 

HABLA EL AGRO
Ante el panorama adverso previsto por el sector empresarial, Fernando Medina, presidente de Agrícola Central, sostuvo que el posicionamiento pesimista del empresariado agrícola se debe a la crisis de la situación hídrica y el aumento de los costos de producción.
Añadió que, a pesar del aumento del dólar -lo que debiese repercutir en la agroindustria exportadora- igualmente los precios de muchos de los productos que se están exportando han caído significativamente, dentro del mercado exterior.
Medina consideró que esta percepción por parte del sector agrícola, respecto a sus índices de confianza, podría agravarse a raíz de los factores climáticos que pueden comprometer el futuro de la cosecha.

 

COMERCIANTES
Entre tanto, Fernando Jiménez, presidente de la Cámara de Comercio de Talca, manifestó que el complejo escenario internacional, matizado por la denominada “guerra comercial arancelaria” entre China y Estados Unidos, impacta negativamente al comercio local.
También señaló que se suma la incertidumbre respecto a los proyectos de ley que también podrían impactar a dicho ámbito económico, como la demora en tramitar la Reforma Tributaria y, en contraparte, el rápido avance de la propuesta de reducir la jornada laboral a 40 horas semanales.
El dirigente gremial aseguró que, en el caso del comercio, la situación actual debería mejorar en forma considerable, ante al advenimiento de fechas que impactan favorablemente en este sector productivo, como son las Fiestas Patrias y la Navidad.

LOS MAS VISTO
...
Importante golpe al abigeato en Curicó

18 Septiembre a las 11:00   7057  
...
La nueva cara que tendrá el borde río Claro

15 Septiembre a las 10:00   6111