Con el propósito de garantizar la seguridad de riego

Gremio del agro aseguró que el Gobierno subvalora la urgencia de construir más embalses en el Maule

Fernando Medina, presidente de Agrícola Central, coincidió en que es de suma importancia acumular tres mil millones de metros cúbicos de agua por sobre la capacidad actual, esto es, equivalente a dos embalses nuevos del tamaño de Colbún

09 Agosto a las 10:00   688   Economía   Michel Hechavarria
Gremio del agro aseguró que el Gobierno subvalora la urgencia de construir más embalses en el Maule

Fernando Medina, presidente de la Asociación Agrícola Central, aseguró que el Gobierno no tiene una real percepción del riesgo y el impacto socioeconómico que provocará el cambio climático en el Maule, por ser el rubro agrícola la principal actividad económica de esta región.


Por ello, el dirigente gremial calificó como “urgente” la necesidad de construir los cuatro embalses programados (Ancoa, La Jaula, Longaví y El Parrón), para acumular las precipitaciones del sector cordillerano que, actualmente, se van al mar, en un contexto de sequía y falta de lluvias que se arrastra por años.
“Todo indica que la pluviometría va a seguir igual. Lo que va a cambiar es agua por nieve. Va a haber la misma cantidad de precipitaciones aproximadamente, por lo que hay que hacer es inversiones en los embalses y hacerlas ya. No podemos seguir esperando”, aseveró.

 

DÉFICIT HISTÓRICO
Y es que, según la información revelada ayer por el Ministerio de Obras Públicas (MOP), la región anota un 44,4% de déficit de lluvias hasta el momento, antecedido por otra temporada negativa el 2018, cuando la pluviometría cayó en un 13,1%, sumando 11 temporadas en que las lluvias no superan la media histórica.
Vale recordar que Fernando Santibáñez, director del Centro de Agricultura y Medio Ambiente de la Facultad de Ciencias Agronómica de la Universidad de Chile, señaló que, para mitigar el impacto del cambio climático en el Maule, es necesario construir dos nuevos embalses del tamaño de actual lago Colbún.

 

SEGURIDAD ALIMENTARIA
“Llama la atención que el Estado de Chile no le esté dando la importancia que esta situación requiere. Lo que se nos viene es una catástrofe y la realidad es mucho peor de lo que se vaticinaba hace 10 años atrás, siendo algo inminente para los próximos cinco años”, advirtió Medina.
Lamentó que el tema no sea discutido con la prioridad que se requiere al interior del Senado, donde se centra la mirada en la necesidad o no de unirse a acuerdos comerciales que permitirá a las producciones agrícolas llegar a mercados foráneos, cuando se deberían discutir las medidas necesarias para seguir siendo un país exportador de alimentos.
“Se nos viene un problema complicado, porque vamos a tener que competir con países que tienen capacidad de pago mucho más alta que la nuestra y, por lo tanto, el valor va a ser al precio al que compre Europa sus alimentos”, previno.

 

CARÁCTER URGENTE
Ante esta crítica situación, Medina planteó que se deben terminar al más breve plazo los cuatro embalses programados para la región en los próximos cinco años. “Pero lo que se está manejando hoy día -por parte del Gobierno- es que recién los estudios van a estar terminados en los próximos cuatro o cinco años”, indicó.
El dirigente gremial sostuvo que se trata de un reclamo del gremio que ha trascendido los últimos 30 años, sin tener una respuesta efectiva por parte de ninguno de los gobiernos.
“Se nos acaba el margen de acción. Si nos vuelve a acontecer un año como el actual, con un déficit de precipitaciones tan importante como el que tenemos, antecedido por una mala temporada de lluvias como el 2018, entonces, el problema lo vamos a tener en el 2020”, previno.

 

EMBALSES INSUFICIENTES
Consultado si los embalses anunciados por el Gobierno responderían a la necesidad de almacenamiento que tiene la región, Medina sostuvo que la capacidad de las represas anunciadas no es suficiente, atendidos los cálculos de los expertos.
A la vez, manifestó que es necesario invertir para optimizar el uso de agua en todos los sentidos, teniendo en cuenta que el consumo por parte de la agricultura, en el caso más eficiente, se reduciría a 6 mil metros cúbicos por hectárea de riego.
Advirtió que, en la actualidad, el promedio duplica estos números, para alimentar las más de dos millones de hectáreas existentes en el país.

LOS MAS VISTO