Leidy García directora del Centro de Desarrollo Empresarial U. de Talca

“La absorción y uso de tecnologías productivas es la principal debilidad del empresariado maulino”

La experta diagnosticó el estado actual del ecosistema empresarial de la región, valorando las principales fortalezas y vulnerabilidades, así como el papel que está jugando el Gobierno Regional

22 Mayo   990   Economía   Michel Hechavarria
“La absorción y uso de tecnologías productivas es la principal debilidad del empresariado maulino”

La absorción y empleo de tecnologías productivas, la infraestructura digital y la baja conformación de redes, son las principales debilidades del ecosistema de emprendimiento maulino, según el diagnóstico realizado por la doctora en Ciencias Económicas, Leidy García, directora del Centro de Desarrollo Empresarial de la Facultad de Economía y Negocios de la Universidad de Talca (UTalca).

 
“Para mejorar estás debilidades, es clave el apoyo financiero a través de instrumentos de fomento productivo, enfocados en la capacitación y adquisición de nuevas tecnologías. Además, de mejorar la infraestructura digital y física, y el apoyo en todo el ciclo del emprendimiento”, sostuvo.

 
Pese a esto, la calidad del recurso humano como factor clave para el desarrollo de la producción y la innovación en procesos, es la principal fortaleza que presenta el empresariado maulino, según valoraciones de la académica.

 
Para la académica, el escenario regional en materia de desarrollo tecnológico y productivo está dando un vuelco relevante gracias al rol del Gobierno, a través de los instrumentos de fomento productivo, ciencia e investigación y la formación de capital humano; a lo que se suman las iniciativas de universidades y empresas privadas.

 
“Cada vez hay más calidad del recurso humano en todas las áreas productivas, y de forma muy especial en áreas claves como agroindustria, química, ingeniería, informática, entre otras. De hecho, en la región hay laboratorios pioneros en el desarrollo de nuevos productos que son ejemplo de trabajo de la vinculación entre Universidad-Gobierno-Empresa privada”, afirmó García.

 

Respecto a las habilidades para emprender del empresariado de la región, la académica destacó que, a pesar de la capacidad comprobada de los emprendedores de la región, “se requiere aún del apoyo para mejorar en sus habilidades o hacer un mayor uso de los servicios de capacitación y asesoría técnica en los aspectos que no tienen competencia y que son específicos a cada tipo de negocio y rubro”.

  

CIERRE DE EMPRESAS
Acerca del cierre de empresas emblemáticas dentro de la región, la experta comentó que se debe asumir como natural, dentro de la economía; el proceso de nacimiento, maduración y cierre de los negocios, fenómeno denominado por el economista Joseph Schumpeter como “destrucción creativa”.

 
Señaló -además- que la aparición de nuevos productos y la competitividad entre empresas a nivel local y global, obligan a aumentar la eficiencia dentro de los procesos productivos, abriéndole paso a nuevos modelos de negocios y economías a escala, que permitan ventajas en cuanto a costos se refiere.

 
García afirmó que las empresas que deseen mantenerse en el mercado, deben adaptarse a la demanda, a la competencia y al desarrollo de nuevas tecnologías. “Algunas empresas que no logran seguir el ritmo de crecimiento y desarrollo tecnológico y terminan cerrando”.

 
Aseveró que “la forma tradicional de hacer negocios en empresas familiares ha cambiado drásticamente. Se requiere enfocarse en el mercado internacional, tanto como competidor como demandante. Para ello, se requiere ser más competitivo”.

 

PAPEL DEL GOBIERNO
La directora del Centro de Estudio de Desarrollo Empresarial evaluó como vital el accionar del Gobierno Regional dentro del proceso de desarrollo productivo del Maule, al apoyar iniciativas que favorecen los nuevos emprendimientos y las empresas ya posicionadas en el mercado y que necesitan seguir creando valor.

 

“Lo ideal sería el Fondo Nacional de Desarrollo Regional (FNDR) le siguiera otorgando más recursos a la Región del Maule e ir aprovechándolos en pro del desarrollo productivo. Además, de mejorar los criterios de asignación de recursos, priorizando la evaluación de impacto de los programas y proyectos que se financian”, valoró.

LOS MAS VISTO