Positivo balance, a pesar de algunos fracasos

Bad Bunny y Becky G cerraron la edición 60 del Festival Viña del Mar

Seis noches de fiesta, romance, recuerdo y humor, terminaron ayer viernes en la Quinta Vergara, donde el “monstruo” premió y castigó a los artistas durante la semana.

02 Marzo   1107   Espectáculos   Diario El Centro
Bad Bunny y Becky G cerraron la edición 60 del Festival Viña del Mar

TALCA.- Las seis noches de espectáculo programadas para la edición número 60 del Festival de Viña del Mar terminaron, ayer, con la presentación de dos de los exponentes de música urbana más populares del momento: Bad Bunny y Becky G.
Benito Martínez (Bad Bunny) fue el primero en salir en el escenario para la última noche en la Quinta Vergara, y hacer del recinto una fiesta, reacción previsible para una jornada con boletos de entrada agotados.

BUNNY
Previamente, en la conferencia de prensa, el puertorriqueño había asumido que se sentía “súper ansioso” por dar un concierto por primera vez en un escenario del que escuchó hablar desde pequeño, con mucho respeto.
Habló también sobre el antes y después de su disco “X 100pre” y la visión que tiene sobre el “trap” en contraposición a las críticas sobre este género. “(Las personas) Quizás quieren escuchar alguna canción con sentido en un momento, o simplemente se preocupan por un problema social. Pero, igualmente, quieren luego escuchar cualquier cosa que los divierta: canciones de sexo, drogas, violencia, etcétera. Son jóvenes que escuchan ese tipo de música simplemente por diversión, no porque sean criminales, consuman drogas, quizás. Yo creo que es parte de un estilo de vida”, argumentó el cantante.
BECKY
Para despedir el festival, subió al escenario Becky G., quien contó a sus seguidores -a través de su cuenta en Instagram- que se sentía enferma horas antes de “uno de los espectáculos más grandes” de su carrera. En el intermedio entre los cantantes de música urbana, debutó en la Quinta Vergara con su número humorístico el comediante cubano, Bonco Quiñongo. “Vengo a invitarlos no solamente a reírse del negro, sino a reírse con el negro”, anticipó en el contacto con la prensa.

BALANCE
En seis jornadas, la Quinta Vergara alojó a todo tipo de público y, en consecuencia, cada noche dejó un sabor distinto. Hubo espectadores extasiados, otros insatisfechos, pero respetuosos; y también los que hicieron amarga algunas presentaciones.
Una generación fiel al recuerdo quedó encantada con Raphael de España; también hubo mujeres y hombres que aclamaban más de los Backstreet Boys, pero escucharon y aplaudieron al humorista, Mauricio Palma; y aquellos que no toleraron la rutina de la comediante, Jani Dueñas.
El tema social también tocó el escenario de Viña este año desde el primer día en las voces de los animadores que se solidarizaron con la crisis de Venezuela, mención que repitieron después Wisin y Yandel, Sebastián Yatra y David Bisbal.

Marlyn Silva

LOS MAS VISTO