Eduardo “Yayo” Maldonado

Músicos talquinos ayudaron a colega con problemas de salud

Hace casi dos semanas se realizó un beneficio en el Club Carnaval que recaudó dinero para este guitarrista que, por décadas, animó espectáculos locales y a través del país.

04 Abril   1155   Espectáculos   Daniela Bueno
Músicos talquinos ayudaron a colega con problemas de salud

El 22 de marzo pasado mientras jugaba la selección chilena con México, en el Club Carnaval tenía lugar un evento organizado por algunos músicos maulinos, con el objetivo de ayudar a un colega en dificultades. Se trataba de Eduardo “Yayo” Maldonado, guitarrista y muy conocido en Talca por contar con nada menos que cuatro décadas de actividad artística.

 

Lamentablemente, es una historia que ya se ha visto en otros músicos del país. Eduardo -que siempre tuvo trabajos informales- nunca cotizó para Fonasa o Isapres, por lo cual ahora a los 60 años, cuando comenzó a evidenciar un problema de salud, se vio desprotegido.

 

Los amigos del “Yayo” convocaron a este evento que, probablemente en gran parte debido al partido de fútbol de la selección chilena, no tuvo mucha convocatoria. A pesar de ello, los comentarios posteriores fueron más bien positivos, resaltando que “se cumplió el objetivo”.

 

PROBLEMA DE SALUD

Eduardo Maldonado cuenta que todo lo vivido en sus cuarenta años de trayectoria es una especie de maraña en su cabeza, pues nunca se preocupó de guardar recuerdos o llevar un registro de las numerosas bandas que integró o de los muchos artistas famosos que acompañó.

 

Dice que su idea es poder hacerlo “en algún momento”, con la ayuda de una hija. Como sea, en Talca se le tiene presente y mucho. Varias personas tienen buenas palabras sobre él en lo profesional y en lo humano.

 

Por de pronto, su prioridad es resolver su tema médico, que aún no está bien diagnosticado, ya que una doctora le dijo que podría ser fibrosis quística, pero para confirmarlo, debe hacerse una serie de exámenes de alto costo (para lo cual espera ocupar el dinero del beneficio).

 

Cuenta que, aunque ha sido reacio a tomar este camino, un hijo le hizo prometer que vería de nuevo doctor, antes de que él emprenda un viaje a Australia. Mientras tanto, se mantiene con unos inhaladores que le cuestan alrededor de 55 mil pesos y que le duran unos 15 días.

 

SU VIDA ACTUAL

En la actualidad, “Yayo” vive con sus hermanas y está trabajando como nochero de un establecimiento educacional de Talca. Ya casi no toca porque también tiene algunas dificultades en sus manos. Adicionalmente, está con algunas clases particulares. Del beneficio que le organizaron sus amigos dice estar “muy agradecido, muy emocionado”.

 

LOS MAS VISTO