El Centro / Economía

Negocio local

Agua de vertiente natural embotellada nace en el Maule

Una innovadora idea se lleva a cabo en Vichuquén, donde un empresario cansado del stress de la ciudad cambió su rutina

Periodista: Diario El Centro | Fecha de Edición: 13-01-2013

Zoom

Mauricio Correa explicó que no se utilizan ningún tipo de bomba para extraer el agua, debido a que está cae por pendientes naturales hasta la sala de embotellado.



El proceso de envasado y etiquetado se realiza de manera manual, en donde se aprovecha de realizar una inspección visual a cada una de las botellas de Agua Vichuquén.

VICHUQUÉN.- Desarrollar un plan de negocio actualmente es el desafío de muchos maulinos, en donde las buenas ideas son el sustento de un proyecto exitoso. En este proceso se encuentra Mauricio Correa, gerente de Agua de Vertiente Vichuquén, quien encontró como agregar valor al agua de vertiente que se encuentra en su campo. “Nos dimos cuenta que teníamos diferencias entre los animales según el potrero donde se encontraban, los que tomaban agua de vertiente se desarrollaban más y de mejor forma y eso me llevo a pensar que el agua era el factor principal”.
Correa comentó que se realizaron diferentes estudios para determinar la calidad del agua y que los resultados fueron positivos. “El Dictuc de la Universidad Católica analizó nuestra agua y nos aseguramos que la calidad es excepcional y ahí comencé a trabajar para crear mi propia planta de envasado”.
La planta es pequeña y cuenta con el equipamiento necesario, donde la sustentabilidad es la base para el gerente de Agua de Vertiente, porque no consume energía, la caída de agua es natural y se instalaron cuatro filtros para asegurar la calidad del agua. “La inversión fue grande, pero poder desarrollar este negocio, donde mi agua sin mayor intervención es embotellada es gratificante. Ya se esta comenzando a comercializar en diferentes negocios y hoteles de Chile, recién vamos a cumplir un año y espero que el negocio se mantenga”, aclaró.

AGUA FUENTE DE VIDA

Comercializar un recurso natural en una zona donde no abunda el agua fue otro de los desafíos que tuvo que enfrentar Correa, quien cambio su vida citadina por la del campo. “Me vine a trabajar a mi tierra para poder dar mejores garantías a la gente de la zona, creo que si invierto en mi zona podré ayudar a la comunidad, con esta empresa que nació sin ninguna ayuda del Gobierno o instituciones creo que voy a contribuir en algo al desarrollo rural”.
Agregó que “con este emprendimiento esperamos poder darnos a conocer y que la gente consuma nuestra agua que es natural y hace tan bien para nuestro organismo. Nos hemos preocupado de tener excelentes controles de calidad y cuando la seremi de Salud nos inspeccionó se sorprendieron gratamente de nuestras instalaciones y nos autorizaron para poder funcionar muy rápido”.



 

Compartir en Facebook

0 Comentarios

Haz tu comentario

Para hacer un comentario debes estar previamente registrado y haber iniciado sesión.