Miércoles, Abril 17, 2024
Miércoles, Abril 17, 2024
ad_andes
ad_andes_m

Gemelas argentinas cayeron de un edificio en Barcelona: Sufrían bullying escolar

Una de las hermanas falleció en el acto, mientras que la otra menor está gravemente herida pero estable.

Dos hermanas, gemelas de 12 años, cayeron desde el balcón de un tercer piso en la localidad de Sallent (Barcelona), una resultó gravemente herida, mientras que su hermana falleció en el acto.

La policía catalana recibió el aviso del suceso y cuando llegaron los servicios de emergencias no pudieron hacer nada por salvar la vida de una de las menores. Su hermana gemela ha podido ser estabilizada y trasladada al hospital en estado grave.

Investigaciones

En la investigación se presentan dos hipótesis: una que apunta a una situación familiar conflictiva y otra que señala que las menores eran víctimas de bullying en la escuela.

A pesar de que no se descarta ninguna posibilidad, en base a las primeras pesquisas los investigadores señalaron que no se encontraron signos de criminalidad en la escena donde fueron hallados los cuerpos y tampoco en el balcón desde donde cayeron las niñas.

Cabe mencionar que las autoridades resaltaron que, al momento de la tragedia, la madre de las gemelas se encontraba trabajando y su padre no las estaba viendo. Además, en el balcón encontraron dos sillas que habrían sido utilizadas para saltar al vacío, junto a las sillas habían dos cartas firmadas por las menores.

“Sufrían bullying” 

El primo de las niñas identificado como Kevin, fue el primero que afirmó que las hermanas sufrían acoso escolar. “Sus padres hablaron con la dirección del colegio y del instituto. Eran dos niñas muy buenas que no se metían con nadie”, explicó.

“Había un grupo que se reía de ellas por su acento. Dos criaturas hermosas y pequeñas que no habían aprendido todavía a vivir y que siempre estaban sonriendo. Lo estaban pasando mal, y de hecho iban a ir al psicólogo, pero sus padres no eran conscientes de que la situación era tan grave”, sostuvo el joven.

Una vecina de la zona respaldó los dichos del joven y afirmó que las niñas volvían del colegio malhumoradas y tristes. 

“Se reían de ellas por su acento y la identidad sexual de Alana”, confirmó uno de los alumnos del colegio, quien también reveló que en ocasiones los profesores debían “cambiar a las dos hermanas de patio” para evitar problemas.

Asimismo la abuela afirmó esta teoría y aseguró que “los padres hablaron con el colegio, pero no se hizo nada”.

Desde el departamento de educación no confirmaron que se haya tratado de un caso de bullying, de la misma manera que el Ayuntamiento de la ciudad sostuvo que no tenían constancia de que las gemelas tuvieran problemas en el ámbito escolar.

ad_whatsapp_canalad_whatsapp_canal
Sigue informándote