Viernes, Abril 12, 2024
Viernes, Abril 12, 2024
ad_andes
ad_andes_m

Con los pies en el barro y tripulando un zodiac: alcalde de Vichuquén narra cómo su despliegue en Licantén lo macó

En una íntima conversación y exclusiva para Diario El Centro, el edil Patricio Rivera Bravo relató cómo fue su participación en labores de apoyo durante el deborde del Río Mataquito en Licantén.

Se viralizaron imágenes de su trabajo en terreno, donde en más de una ocasión se lanzó al agua para rescatar personas y animales; cargar en brazos a quien fuera necesario e incluso tipular un zodiac. Todo ello fue compartido a través de cuentas que no eran la suya, pues según dijo no tuvo intención de figurar, sólo una sensibilidad que lo movilizó e incluso lo marcó.

Río Mataquito desbordado en Licantén.

Durante las fuertes precipitaciones registradas el fin de semana pasado en la zona central del país, el Maule fue una de las más azotadas.

Las autoridades locales veían cómo poco a poco los desbordes de ríos, colapsos de puentes y pérdidas masivas de todo tipo, amenazaban la integridad de los habitantes.

Sábado en la madrugada, cuando el temporal se encontraba en su punto más álgido, Patricio Rivera alcalde de Vichuquén, recibió un llamado del jefe comunal de una de las zonas más flageladas: Licantén.

“La verdad es que, nosotros llegamos desde el día sábado. Recibimos un llamado en la madrugada del alcalde Fernández. Primero, para conseguir una moto de agua porque, al tener un lago, tenía una persona atrapada en el agua potable y acudió a mí para poder ver la posibilidad de ayudar” contó Rivera.

“Se nos hizo imposible poder llegar a tiempo con esa moto de agua. Y bueno, otra persona pudo rescatar a este señor”.

Gracias a un funcionario municipal que lo acompañaba, igual pudieron acudir con un zodiac para así aportar en la urgenica:

Lo primero que rescatamos fue un perrito en la avenida Lautaro, que es la más cercana al río. Allí sus dueños estaban en un segundo piso, en un balcón y el perro ya no podía seguir nadando, estaba un poco asustado, tuvimos que pillarlo con una soga.

Ahí me tiré al agua desde muy temprano, estaba muy fría y (…) ahí pudimos subir al perro a un segundo piso donde estaban sus dueños refugiándose”, relató.

“Después nos pusimos a sacar gente, ayudamos a una adulta mayor que tenía prótesis en su cadera. Nos costó mucho sacarla, ella venía con su hija y con su nieto quien también tenía algún grado de discapacidad y ahí nos llevamos a ellos tres dejándolos a salvo”, narró.

Los pies en el barro

Posteriormente, “nos dirigimos hasta la calle que va hacia Vichuquén directo, ahí era donde estaba la mayor cantidad de personas esperando. Ya todo mojado con el primer chapuzón, avanzamos a pies pelado, cargando a las personas para que no se mojaran tampoco en el trayecto y las dejábamos a salvo con el resto de los vecinos” indicó.

“Ese día vino todo lo que era la limpieza. Fue la primera labor del día domingo, temprano. llegamos al gimnasio, le preguntamos a Marcelo con sus equipos cómo estaban y en qué podíamos ayudar. Y lo primero que nos pidieron fue limpiar la biblioteca para poder habilitar este espacio, para organizarse y prepararse bien”.

Redes sociales

Las labores desplegadas en terreno se transformaron en postales cuya difusión no tardó en expandirse por las redes, sin embargo, “La idea nuestra no era ir a sacar fotos y de hecho las cosas que se viralizaron eran de gente que nos tomaban imágenes y nos etiquetaban en las redes sociales” comenta la principal autoridad de Vichuquén.

Y es que en ese sentido, los internautas no tardaron en lanzar críticas por la divulgación de sus labores. Entonces Rivera agrega: En mi red social no hay ningún ninguna imagen o video que yo haya compartido”, sentenció.

No había cabida para intencionar un impacto en las multiplataformas:

En total fueron tres días los que hubo despliegue y, en todas “una vez entrada la noche, comencé a recordar la cara de tristeza, de desilusión de la gente, al perderlo todo. Nos tocó ver a algunos adultos mayores a quienes nos tocó darle un abrazo y ayudar a secar esas lágrimas que caían por sus ojos, de tantos años de esfuerzo, una vida de esfuerzo y verlo todo perdido”.

“Vimos a adultos mayores, de verdad en muy malas condiciones. Una señora de cerca de 90 años no veía absolutamente nada y vivían los dos solitos junto a su pareja, don Armando, quien con suerte podía caminar, andaba con muletas. Entonces la verdad que situaciones bien dramáticas se vivieron ahí en donde estuvimos aportando”.

Por último, Rivera manifestó su agradecimiento y el gran sentido de solidaridad desplegado por los vecinos diciendo:

“Mucha tristeza en la gente, pero también mucha solidaridad de nuestra misma comuna y toda la otra gente que estuvo ayudando ahí”, concluyó.

ad_whatsapp_canalad_whatsapp_canal
Sigue informándote